DEMON GAZE

A primera vista, Demon Gaze parece otro de esos intentos de vestir los sims de citas japoneses con aires de rol nipón.

Pero este atípico rolazo esconde una historia más o menos decente y, por supuesto, mecánicas con mucha más profundidad de lo que parecen.

En ese aspecto, siempre podemos contar con Nippon Ichi.

El título es en realidad un reptamazmorras, un Megami Tensei o un Etrian Odyssey con más vidilla y más sentido del ritmo.

Más accesible, también.

Una mini-joyita para los aficionados al subgénero, y más en una consola como Vita, que se presta poco a estas aventuras.

Tampoco es una revolución para el fan, ni el título que abrirá las puertas a los ajenos al género, pero cumple con todos los puntos de la plantilla.

La historia gira en torno a un protagonista anónimo y amnésico, portador de la Mirada Demoníaca que da nombre al juego; un poder con el que podemos esclavizar demonios y encerrarlos dentro del cuerpo del héroe.

Dicha capacidad servirá para ir haciéndonos con el poder de los enemigos que derrotemos mientras recorremos mazmorras y volvemos a la típica taberna para recibir más misiones de manos de unos cuantos PNJ de peculiar personalidad.

O debería decir “unas cuantas”: puedes flirtear con todos los personajes femeninos entre cada ristra de combates y, pese a que los sims de citas dan un poco de vergüenza ajena, este apartado del juego está sorprendentemente bien llevado, aunque sufra de una presentación un tanto infantil.

La taberna también sirve para avanzar la historia entre chistes, pero el meollo transcurre en mazmorras con su rejilla, su exploración y sus botines.

Por desgracia, los escenarios laberínticos son blanditos y repetitivos.

Aunque lo compensan con una variedad de enemigos importante – que obligarán a usar varias tácticas de combate: aquí no sirve únicamente lo de subir de nivel y pulsar ataca –, y con una cantidad de clases, habilidades y mejoras que mantienen el juego vivo.

El único problema es, como siempre, el ritmo inicial.

Tutoriales infinitos a los que hay que prestar atención, porque la interfaz no hace mucho por explicarte todo lo que puedes hacer.

Una vez pasado el trago, el juego gana movimiento y siempre habrá algo que hacer o alguna zona que se atragante, que en esto es tan inmisericorde como el reptamazmorras medio de Atlus.

El resultado es un poco como la comida de mamá: no es nuevo, tampoco lo vas a subir a Instagram, pero es tan familiar como alimenticio.

DEMONIOS

Los demonios de Dark Souls son grandes, oscuros, feos y letales.

Aquí, son pibonazos medio en pelotas.

A los que puedes derrotar en combate y llevar a una sauna porque el rol tradicional japonés tiene un concepto de la mujer muy especialito.

PERSONAJES

Conseguir un grupo de personajes capaz de enfrentarse a cualquier situación te hará repetir misiones una y otra vez de forma obsesiva.

Sí, es un juego con el sello Nippon Ichi en el que el raca-raca de la experiencia es la base del mismo.

Menuda sorpresa, ¿eh?.

AUTO-MÓVIL

Demon Gaze incorpora una opción de autodesplazamiento que aligera el movimiento en las mazmorras y aumenta el ritmo.

Ojalá lo vean en Atlus.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.