DESPECHADO CON KONAMI

Psycho Mantis Pixel Art Xtreme Retro

Hace años que perdí la costumbre de leer revistas sobre videojuegos, al menos en lo que respecta a las de mayor tirada, pues prefiero centrar mi atención sobre aquellos blogs y páginas web hechas por y para los aficionados especializados en asuntos profesionales, repletas de historia y arqueología, como el espléndido rincón de Konamito, entre otros.

Tampoco paso por alto otras publicaciones de relativa actualidad, por supuesto.

Aunque éstas, más que leerlas, las hojeo.

La diferencia entre leer y hojear se explica en el comentario que me hizo el afamado redactor de una de aquellas revistas cuando coincidimos en otro evento, mientras todavía mantenía a flote el difunto blog de Old School Generation.

Por qué tanto juego moderno y obviedades, pregunté, y tan poca información para quienes aspiran a conocer los entresijos de esta peculiar industria.

Mi interlocutor también se encogió de hombros.

Una revista también es un negocio, dijo.

Necesita la publicidad, y a los anunciantes no les gusta ver sus productos entre fracasos y miserias.

¿Y a los lectores?, pregunté.

A ellos, respondió, tampoco.

El mundo de los videojuegos se vende como un lugar placentero, idílico, donde todo cuanto ocurre es sinónimo de aventura.

Los pormenores de las compañías, por lo general, carecen de interés.

Es más, aquí fastidian los aguafiestas.

Y así seguimos, después de tantos años.

No es que me parezca mal la existencia de revistas o webs cuya función consista en ser catálogos publicitarios de rabiosa actualidad.

Es más, todas son necesarias e interesantes.

Pero hay un aspecto del sector, a mi juicio el más auténtico, que poco o nada tiene que ver con el diseño, la moda o las nuevas tecnologías, sino con las experiencias y realidades que otorgan incontables años de pasión, que deben mantener viva los usuarios incluso cuando las cosas vienen torcidas.

Me refiero a todo aquello que no puede borrar el inexorable paso del tiempo, ni siquiera la dudosa actuación de tal o cual compañía, con tal de mantener el recuerdo de una máquina, época o acaso una generación, con el consabido esfuerzo que ello conlleva.

Porque los videojuegos, en efecto, pertenecen a sus creadores, nadie lo pone en duda; pero también forman parte de nuestras propias vivencias, quizá la mejor parte.

Todo esto suele estar ausente en la gran mayoría de publicaciones especializadas, dedicadas a la publicidad abierta o encubierta: nuevos juegos, consolas de última generación, periféricos varios que en ocasiones poco o nada tienen que ver con la industria, que a la postre resulta mucho más dura e inflexible de lo que imaginamos.

En cuanto a la parte práctica, cada año se repiten hasta la saciedad los mismos asuntos obvios: continuaciones hasta la náusea, lanzamientos siempre llamados a romper moldes y que, no obstante, beben de los clásicos de antaño, y un largo etcétera.

Respecto a las experiencias negativas, éstas se limitan a enumerar acontecimientos puntuales, que por lo general no empañan la buena imagen o recuerdo de la empresa desarrolladora en cuestión.

Y cuando excepcionalmente figura en portada un reportaje que alude a una mala praxis, o una política poco acertada, lo buscas con interés, esperando sacar alguna conclusión útil sobre el asunto, y resulta que te encuentras con las anécdotas habituales.

Quizá por ese motivo miro con añoranza páginas como la de Konamito – que recientemente ha sufrido un contundente ataque frontal por parte de la propia Konami -, donde no faltan documentadísimos artículos, nada teóricos, dedicados al MSX; detallados derroteros con las flaquezas y toda la gloria conquistada por aquel añorado sistema.

Asuntos de los que cualquier aficionado lúcido extrae conocimientos valiosos y necesarios para enfrentarse a la industria actual.

Pero qué le vamos a hacer.

Tenemos las publicaciones que deseamos.

Y las que nos merecemos.

Para comprobar lo que respecto al medio deseamos y merecemos, basta con atisbar algunos de los artículos más destacados en una de las webs del momento: Vídeo promocional de Skylanders Swap Force, Trailer de Asgard Character Pack para Lego Marvel o Parche y nuevo modo para CoD: Ghosts.

Pero nadie, o casi nadie, recuerda casos tan tristes y lamentables como lo sucedido en Konamito, que dicho sea de paso, nos afecta a todos, redactores, lectores y aficionados, por igual.

Y claro, así está el patio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.