DESTRUCTION DERBY 2

Destruction Derby 2 Psygnosis PlayStation PSOne PSX Xtreme Retro Pixel Art

Destruction DerbyReflections, 1.995 – se convirtió en uno de los juegos que abanderaron la primera generación de software para PSOne, gracias a su portentoso engine 3D y la elevada IA de la CPU.

Destruction Derby 2 Psygnosis PlayStation PSOne PSX Xtreme Retro 1

Y su continuación directa, como era de esperar, siguió por el mismo camino, ofreciendo una explosiva mezcla de velocidad, choques y conducción a través de algunos entornos bien diferenciados entre sí, que hacen gala de una profundidad y texturas que no dejarán de sorprenderte pese al tiempo transcurrido desde su lanzamiento.

Destruction Derby 2 Psygnosis PlayStation PSOne PSX Xtreme Retro 2

Además, la IA ha sido perfeccionada, dotando a cada uno de los oponentes de un avanzado comportamiento en la carrera.

Así, serás testigo de espectaculares choques ajenos a tu evolución durante las numerosas pruebas.

Destruction Derby 2 Psygnosis PlayStation PSOne PSX Xtreme Retro 3

La banda sonora está compuesta por afamados artistas de Trash Metal, con grupos como Jug o Tuscan, por citar algunos sobradamente conocidos; permitiéndose el pequeño lujo de contar con Mike Clarke para la secuencia de introducción.

Destruction Derby 2 Psygnosis PlayStation PSOne PSX Xtreme Retro 4

Respecto al programa, cuenta a su favor con un total de siete circuitos y tres modos – Wrecking Racing, Stock Car y Destruction Derby -, junto a un variado listado de kamikazes sobre ruedas.

Poco más te podemos contar a estas alturas, salvo que vayas calentando motores porque la carrera de tu vida se desarrolla, como de costumbre, tanto en PlayStation como PC.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.