DEUS EX

Cuando Deus Ex llegó por vez primera al mercado, se dijeron muchas cosas sobre su carácter híbrido; y es que era una mezcla inusual para su época.

El título combinaba el desarrollo de los personajes típico de los RPG con el combate en primera persona y la elección de jugador.

En la estela de Fallout 3, BioShock y similares, es difícil glosar el carácter revolucionario de Deus Ex, lo cual dice mucho acerca del modo en que ha redefinido el género y ensombrecido a otros títulos.

El jugador adopta el rol de J.C. Denton, un nuevo recluta impulsado por nanotecnología y al servicio del antiterrorismo estadounidense.

Así que, cuando una pandemia barre el planeta y la curación se encuentra en manos de unos pocos, comienzan las sospechas.

¿Están salvaguardando tus jefes el interés general?.

¿De dónde procede la plaga y quién podría beneficiarse de ella?.

El enfoque de Deus Ex es cleptomaníaco y construye su teoría conspirativa sobre los grandes tópicos de la paranoia milenarista: hombres de negro, illuminati, templarios y malvadas corporaciones que comparten cazuela con aterrizajes de alienígenas, siniestros experimentos genéticos y el empuje incontenible de la cibernética.

La ruta escogida por el jugador para navegar plantea una problemática brillante, y con la ramificación de rutas narrativas, se evita el típico maniqueísmo bueno/malo.

El juego, además, favorece la autoexpresión y ofrece al usuario diversas formas de abordar los objetivos.

Irónicamente, dado el título, la distopía futurista de Deus Ex no propone soluciones fáciles, y tanto si te arrastras por conductos de ventilación como si practicas voladuras con granadas electromagnéticas, cada decisión es un trágico compromiso con ideologías imperfectas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.