DEUS EX

Deus Ex Ion Storm Eidos Interactive Microsoft Windows Mac Sony PlayStation 2 PS2 Xtreme Retro Pixel Art

Uno de los juegos que más han acicateado mi curiosidad durante los últimos años ha sido, con toda probabilidad, Deus Ex.

También es uno de los títulos más inmersivos a los que he jugado, y de los pocos que realmente me hacen pensar que el Holodeck podría ser real.

Hay momentos en los que todo termina por tener sentido, y parece como si se plegara por tus decisiones; como si de verdad estuvieras en ese mundo.

Deus Ex Ion Storm Eidos Interactive Microsoft Windows Mac Sony PlayStation 2 PS2 Xtreme Retro 1

Aunque en la actualidad existan decenas títulos mucho más bonitos y manejables, éste aún sigue siendo uno de los pocos que me hace sentir transportado a otro mundo, como si “oh, vaya, podría vivir aquí y no irme nunca”.

Su secuela me aburrió rápidamente, y eso que lo exprimí lo suficiente como para que me gustara la historia.

¿Pero lo demás?.

Deus Ex Ion Storm Eidos Interactive Microsoft Windows Mac Sony PlayStation 2 PS2 Xtreme Retro 2

Como les iba diciendo, me aburrí y lo dejé.

Y con Human Revolution llegué muy pronto a un punto donde no podía seguir avanzando.

Me quedé pensando “¿pero qué estoy haciendo mal?” y, desde entonces, no he vuelto a jugarlo.

Deus Ex Ion Storm Eidos Interactive Microsoft Windows Mac Sony PlayStation 2 PS2 Xtreme Retro 3

A decir verdad, tampoco se siente como el mismo juego.

Se trata de una gran aventura, qué duda cabe, pero no tenía la sensación de estar jugando a un Deus Ex en toda regla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.