DEVIL MAY CRY 4

Nació por accidente de Resident Evil y siguió creciendo como saga gracias a su cuarta entrega.

El primer Devil May Cry fue, para muchos, el Castlevania que todos habíamos soñado ver en PlayStation 2.

Si obviamos los 50Hz de la versión PAL, fue todo un juegazo; un cañón de combos y paroxismo gráfico que creó un estilo único hasta la fecha.

Mientras que Resident Evil fue seguido por Silent Hill, Project Zero y otros títulos que exploraban el terror digital con menos gloria, nadie ha sabido seguir la estela de héroe insolente y desarraigado que ha marcado Dante, ni su recargado estilo gráfico de castillos y palacetes sombríos.

Esta reencarnación de Onimusha en un entorno occidental ya alcanzó su mayoría de edad con Devil May Cry 3: Dante’s Awakening.

Muy pocos sobrevivieron a la endiablada dificultad de aquel título, un suculento festín de final bosses que podían terminar atragantándose a la primera de cambio.

Sólo la segunda entrega ha quedado aparcada por su escasa garra, dejando en el recuerdo el pueblo del inicio como un prometedor escenario de lo que finalmente resultó ser un diseño bastante insulso.

ABRAN PASO A LA JUVENTUD

Devil May Cry 4 es la confirmación de la saga, como bien han podido constatar todos aquellos que lo han probado, tocado y sentido en sus carnes.

No marcó un cambio como hizo Resident Evil 4 en su serie, pero sí tiene suficientes argumentos para convertirse en una buena excusa para quedarse en casa durante estas frías noches de invierno, al calor de Xbox 360 o PlayStation 3.

La principal novedad de esta entrega es la aparición de un joven héroe, Nero.

Su insolencia y arrojo son comparables a los de Dante, pero lo mejor de todo es que este último tampoco ha querido perderse la cita y aparece con más canas, pero igual de arrogante.

De Nero destaca que posee un brazo maldito – Devil Bringer – que emite una luz azul y es capaz de agarrar enemigos a una cierta distancia e incluso estrellarlos violentamente contra el suelo si la ocasión lo merece.

La cuarta entrega de nuevo vuelve a hacer hincapié en los diferentes estilos de combate presentes en ediciones anteriores, dependiendo de las armas que se utilicen en cada momento.

Se ha potenciado la ejecución de combos, incluyendo la posibilidad de combinar los diferentes estilos.

Los sistemas de mejora de habilidades y armamento a través del intercambio de órbitas también siguen activos.

Entre los extensos listados de habilidades destacan sobre todo algunos poderes adquiridos con objetos del juego, como el de ralentizar el tiempo, para aportar cierta innovación respecto a entregas anteriores.

Por supuesto, los final bosses son tremendos.

Si ya habéis visto a Berial o Echidna, sabéis bien a qué me refiero.

La banda sonora continúa con su peculiar estilo techno-metalero, pero deja espacio a composiciones más tranquilas con orquestación y coros, que se ajustan como un guante a un título con una estética de este tipo.

Y tras el éxito cosechado durante la pasada generación, también ha regresado al panorama actual gracias a una versión especial cargada de extras, con algunas mejoras en los efectos visuales y las texturas, nuevos personajes y trajes adicionales.

Una excusa ideal para volver a disfrutar con este clásico moderno si no lo hiciste en su día.

DANTE VS. NERO

Nero le da un toque de innovación y juventud a esta cuarta entrega.

Su potente brazo, Devil Bringer, será un punto de apoyo para combatir a las bestias demoníacas que encontrarás en tu camino.

¿DIFICULTAD, QUÉ DIFICULTAD?

Devil May Cry, sobre todo después de la tercera entrega, ganó fama de juego imposible vetado para principiantes.

Capcom ha querido quitarle el sambenito con un modo apto para novatos.

MEGABOSSES

¡Albricias!.

Los creativos se han esmerado con el plantel de megabestias.

Ni del más psicodélico de tus sueños podrían haber surgido gigantes de la talla de Berial, Echidna o los demonios en que se transforman Credo y sus secuaces para atormentar a Nero y Dante.

Con dificultad para humanos, tienes una oportunidad…

BERIAL, BESTIA DE FUEGO

Uno de los bichos más conocidos de este Devil May Cry 4.

Y es tan fiero como lo pintan.

LOS CREADORES

Capcom Production Studio 4, nada menos.

Devil May Cry 4 fue desarrollado por la misma división que dio vida en su día a Resident Evil 4GameCube, 2.005 – y al primer Devil May CryPlayStation 2, 2.001 -.

Aunque la lista es tan larga que resulta difícil destacar un solo título, entre los que quedan baste citar la saga Dino Crisis, Killer 7 y un largo etcétera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.