DISCWORLD II: MORTALLITY BYTES!

Los amantes de las aventuras gráficas sin duda recordarán con cierto cariño el lanzamiento de Discworld II, la continución de un juego memorable que además vio la luz en los 32 bits de SEGA, anticipandose incluso a su salida en PlayStation.

Por descontado, este fue un acontecimiento histórico, pues los afortunados poseedores de Saturn lograron adquirir un título de Psygnosis aventajando a los numerosos usuarios de Sony.

Respecto al programa, sigue la estela del original, aunque con el añadido de suculentas novedades de impecable factura técnica.

De entrada llama poderosamente la atención su fastuoso apartado gráfico, que ha mejorado de forma evidente en comparación con el primer episodio, ya que los tradicionales sprites le han cedido todo su protagonismo a dibujos animados, consiguiendo así un diseño completamente interactivo.

Por su parte, los diálogos mantienen ese tono surrealista y alocado que ya caracterizó al anterior MundoDisco, aunque enaltecidos aún más si cabe por los excelentísimos actores encargados del doblaje, entre los que se incluyen voces tan ilustres como la del célebre Eric Idle, un antiguo integrante de los Monty Phyton nada menos.

Con semejantes atributos, resulta sencillo argumentar que nos encontramos frente a un juego tan divertido como disparatado.

Una impresión que se ve fortalecida por los pintorescos personajes que deambulan a través de la pantalla, que a su vez son causantes de algunas situaciones cuanto menos chocantes, y otras tantas realmente cómicas.

Sirvan a modo de ejemplo los lamentos de un vampiro jubilado, o las vivencias personales del sufrido protagonista.

Por si esto no bastara, todo el desarrollo está acompañado por agraciadas melodías, entre las que destaca la hilarante canción conocida como “That’s Death“, y que sirve para poner la guinda a un espléndido espectáculo audiovisual.

Centrándonos en el atípico argumento, nos propone resucitar a la mismísima Muerte, que muy a su pesar ha sido víctima de un atentado.

Si tales credenciales os resultan atractivas, no dudéis en profundizar sobre esta soberbia creación, que en el caso de Saturn cuenta con los ingredientes necesarios como para ser considerada una de las mejores aventuras gráficas disponibles para dicha consola.

Y conste que no es una mera afirmación gratuita.

LA MUERTE DE… ¿LA MUERTE?

¿Podéis imaginar que alguien acabe con la vida de la propia Muerte?.

Pues a grandes rasgos ese es el punto de partida de Discworld II, y el principal quebradero de cabeza de su desafortunado protagonista, quien deberá resucitar a la Muerte recurriendo a todo su ingenio… y vuestra habilidad.

THATS DEATH!

Tras disfrutar de las bondades excelsas de la majestuosa intro, nada mejor que deleitarse con una alegre canción interpretada por el insigne Eric Idle, donde unos festivos esqueletos explicarán en qué consiste el arduo proceso de morirse, aunque recurriendo a un tono bastante más jocoso y dicharachero de lo que viene siendo habitual.

ARTE EN MOVIMIENTO

El estilo gráfico del juego poco o nada se parece a la aventura original, pues con gran acierto se han sustituido los sprites por hermosos dibujos animados, dotando así al compacto un aspecto todavía más disparatado si cabe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.