DIVAGANDO SOBRE TETAS Y VAMPIRESAS

Vampirella Pixel Art Xtreme Retro

Ya va siendo hora de que esta pujante industria supere una adolescencia que se está estirando demasiado.

Hace tiempo que le cambió la voz y su vello corporal, faltaría más, pero sigue empeñada en darle vueltas a los mismos temas una y otra vez.

Y no se trata de quitarle su juguete a nadie, sino de que existan más tipos de juegos y de que juguemos todos juntos.

Mucho se ha hablado durante los últimos años sobre sexismo dentro de un sector sexista – que no machista -, y todavía hay quien se extraña, quien no lo pilla, y quien se indigna.

Incluso en las máquinas de pachinko subyace exactamente la misma problemática, camuflada, a veces obviada, o subliminada, pero que brota con especial fuerza en franquicias consagradas, tal como evidencia la legendaria saga vampírica de Konami.

Y es que los videojuegos, dada su enorme difusión, son una herramienta de aprendizaje más en tanto responden a una dinámica básica de estímulos y respuestas interactivas.

Podría decirse, llegado el caso, que todo cuanto les rodea responde a esa misma dinámica y, nos guste o no, si dicho medio reproduce contenido sexista está transmitiendo ese tipo de mensaje al receptor.

Perpetuar estos esquemas, dentro o fuera del juego, retroalimenta ese clima, y este es un buen momento, en vista del próximo Castlevania, para que todos los implicados en el sector tomen consciencia de ello.

Nunca dejarán de aparecer personajes femeninos con las tetas inmensas, claro, y es algo que a ellas también les gusta.

Aunque no necesariamente.

Pero así como nos gusta el cine de Quentin Tarantino, afortunadamente no todo es cine de Quentin Tarantino, ni tampoco dramas, aventuras y comedias familiares de sobremesa.

Que la presencia femenina en los videojuegos, dentro y fuera de ellos, sea constante resulta de agradecer; pero no tanto cuando es repetidamente banalizada, sexualizada, objetificada o, incluso, se torna en objeto de burla.

Algo que no le favorece a nadie, y desde luego no precisa una saga tan mitificada a la hora de popularizar otra de tantas máquinas pachinko.

Por fortuna, en ese clima tampoco faltan personajes como Ellie de Last of Us, dispuestas a darle un puntapié a esa idea vaga formada en torno al concepto de heroína virtual, engordado a base de galerías de fotos de azafatas y modelos de marcado carácter sexual que tanto protagonismo suelen tener entre los medios especializados, independientemente del país.

A fin de cuentas, aquello que buscamos los aficionados es pasar un buen rato, aunque muchas compañías se empeñen en llevarnos por otros derroteros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.