DONKEY KONG

Las anécdotas acerca del nacimiento de Donkey Kong han dado la vuelta al mundo: todo empezó cuando Nintendo decidió abrir una oficina de Nintendo of America en Seattle y Yamauchi organizó el envío por barco de miles de máquinas Radar Scope.

Por desgracia, cuando las recreativas llegaron por fin a buen puerto, se toparon con la indiferencia total de los salones recreativos.

Arakawa, el presidente de Nintendo of America, se encontró entonces con unas existencias gigantescas de máquinas sin vender bajo el brazo.

Para la nueva filial, se trataba de una auténtica catástrofe… pero el yerno de Yamauchi no tiró la toalla y pidió que la tarjeta del juego de Radar Scope se sustituyera rápidamente por otra.

En esa situación de urgencia, Gunpei Yokoi ordenó al joven Shigeru Miyamoto y al estudio Ikegami que realizasen un nuevo juego.

Dicho y hecho: Donkey Kong llegó unos meses después al rescate de la filial norteamericana.

Los efectos de sonido, de hecho, delataban los orígenes del juego, ya que eran exactamente idénticos a aquellos ruidos emitidos por los disparos de la nave en Radar Scope

Y aunque muy pocos confiaban en las posibilidades de ese gorila “estúpido” entre los estadounidenses – que adoraban los juegos con armas y naves espaciales -, se produjo el milagro.

Basta con decir que Donkey Kong llegó a ser la licencia de máquinas recreativas más rentable del mundo, junto a Pac-Man y Street Fighter II.

Además, su héroe, el famoso Jumpman, estaba llamado a convertirse en la mascota de toda una sociedad: ¡Mario!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.