DONKEY KONG

Donkey Kong Pixel Art Xtreme Retro

Pese a no ser la más recordada, la entrega de Game Boy que vio la luz allá por el lejano 1.994 se perfila igualmente como un clásico que, tal como dicta la lógica, se nutre de la mecánica impuesta por Nintendo desde principios de los ochenta.

A grandes rasgos, el sufrido protagonista – por aquel entonces Jumpman, y en la presente edición bautizado como Mario – deberá escalar incontables andamios hasta llegar a un malintencionado Donkey Kong, recogiendo por el camino toda suerte de llaves.

gfs_49442_1_2

Tanto es así que la combinación de puzzles y plataformas se antoja magistral, pues no todo consiste en sortear obstáculos con cierta habilidad y ascender de forma reiterada, sino en aplicar una determinada estrategia para hallar la solución a cada puzzle concreto.

Por ese firme propósito, el valeroso fontanero dispondrá de numerosas habilidades especiales que van desde los manidos saltos hasta la extraña capacidad de caminar sobre sus propias manos, e incluso efectuar gráciles volteretas o, ya puestos, servirse de las habituales – y no tan arcaicas – herramientas, tales como el martillo.

gfs_49442_2_7

Llegados a este punto, merece la pena recalcar que la aparición de cada nuevo ítem vendrá acompañada por una suculenta animación, que servirá a modo de turorial.

Respecto al juego propiamente dicho, exprime con holgura las posibilidades de la portátil.

gfs_49442_2_10

Basta con decir que hasta el último píxel mostrado en pantalla sirve para un fin preciso; tal como deja entrever la colorida versión de Super Game Boy.

Una alternativa lo bastante recomendable, con ese inconfundible estilo añejo y deliciosamente pixelado.

gfs_49442_2_22

Sea como fuere, nos encontramos frente a una aventura magistralmente resuelta, con una dificultad gradual bien estudiada, y que ofrece un reto altamente satisfactorio una vez superado.

Ideal para amenizar las calurosas tardes de este verano que se avecina.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.