DR. MARIO

Con las prisas de Nintendo para crear un clon de Tetris libre de disputas legales que rodeaban al original, al parecer nadie se hizo algunas preguntas fundamentales.

Por ejemplo, ¿en qué momento tuvo tiempo este fontanero salvador del mundo para sacarse la carrera de medicina?.

Quizá nadie se ocupó de asuntos tan urgentes porque todos estaban jugando a Dr. Mario.

En vez de la pantalla en blanco con la que empezaban la mayoría de los juegos de Tetris, cada nivel de Dr. Mario está lleno de virus rojos, amarillos y azules.

Mario se enfrenta a ellos con unas cápsulas divididas en dos que tienen cada mitad de un color diferente: rojo, amarillo o azul.

Apila los colores iguales o ponlos uno al lado de otros para eliminarlos; si colocas cuatro o más en una hilera, desaparecen.

Una de las principales diferencias entre las cápsulas de Dr. Mario y los bloques de Tetris es que las fichas del insigne fontanero son mucho más manejables.

Pero, si quieres tener éxito, lo mejor es que reacciones en una fracción de segundo.

Sin este juego, tal vez, nunca hubieran existido ni Lumines, ni Bejeweled.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.