DRACULA UNLEASHED

Desde que Francis Ford Coppola llevara a la gran pantalla la novela de Bram Stoker, numerosas han sido las resurrecciones del mito del Conde Drácula que se han realizado.

Buena muestra de ello, y a la espera del CD de Sony basado en el filme protagonizado por Wynona Ryder y Gary Oldman, Viacom, antes llamada Icom Simulations, nos ofreció un juego interactivo con muchos ingredientes de aventura.

Su principal atractivo, como ya ocurriera en 1.992 con otra producción de Icom Simulations, Sherlock Holmes Consulting Detective, reside en las secuencias animadas, que tienen un montaje absolutamente cinematográfico para introducirnos en cada uno de los escenarios del programa.

Es en estos lugares donde se encuentran las pistas que nos ayudarán a resolver el enigma de los vampiros.

Las brumas y las lloviznas londinenses son el típico escenario por el que podremos movernos libremente en un oscuro coche de caballos, mientras que nuestro cochero y cicerone será un extraño personaje de voz cavernosa y temiblemente misteriosa.

En definitiva, una sugerente conversión de aquel éxito cinematográfico de primera línea, que barrió en las pantallas de medio mundo.

¿Sería quizá por la bellísima Wynona Ryder?.

EL INVENTARIO

Dracula Unleashed posee todo tipo de opciones, incluida el inventario.

Así sabremos lo que tenemos en cada momento.

ESCENARIOS

Muchas serán las localizaciones que podremos visitar a lo largo del juego.

Y todas ellas poseen unas animaciones excepcionales.

POR LONDRES

El coche de caballos es el medio de transporte que utilizaremos para movernos por la ciudad.

Es cómodo, económico y fiable.

EL SUEÑO DEL MONO LOCO

En la escena del juego en la que el protagonista sueña con vampiros, el suspense se eleva hasta cotas indefinibles.

VAMPIROS Y DERIVADOS

Como en los mejores clásicos, las mujeres vampirizadas y los lobos terroríficos tienen cabida en el juego.

La atmósfera y dureza de las imágenes es absoluta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.