DRAGON BALL Z 2: LA LÉGENDE SAIEN

Dragon Ball es considerado por méritos propios como el manga más popular de toda la historia, que convierte en éxito prácticamente cualquier producto relacionado con su temática. Super Nintendo no fue ajena a este fenómeno de masas, y bastó un título de la franquicia Dragon Ball Z lanzado para esta consola para convencer a una infinidad de usuarios a decantarse por los 16 bits de Nintendo, que vieron en aquella primera entrega la posibilidad de emular los combates vistos en la serie de televisión, así como de disfrutar de un novedoso sistema de juego, que incluía una pantalla partida y unos escenarios de considerables dimensiones.

Mejorar la calidad que ofrecía aquel cartucho de 16 megas no parecía una tarea sencilla, sin embargo, Bandai, en la actualidad fusionada con Namco, logró su cometido con un juego que superaba en todos los apartados sobradamente a su predecesor, poniendo especial énfasis en resaltar el apartado jugable, que ya destacó por su buen hacer en la primera de las entregas de esta prolifera línea de juegos.

El título que aquí nos ocupa resultó ser bastante continuista respecto al anterior disponible para la misma consola, pues contábamos con un gran elenco de personajes sacados directamente de la serie televisiva, o bien de algunas de las más famosas películas de la época, que se enfrentaban en unos escenarios desproporcionados, tal como pudimos ver en el manga, para lo que se recurría al uso de la denominada split screen.

En este apartado se introdujeron algunas mejoras; por un lado, el mapa mejoró sustancialmente, cambiando los tímidos cuadros del primero por una representación del personaje controlado, y además se mejoró el uso de magias especiales permitiendo lanzar contundentes ataques en diagonal, ganando incluso en espectacularidad si cabe, con una fidelidad respecto al anime cuanto menos loable.

Pese a estas suculentas novedades, la más destacable de todas ellas residía en el modo historia, que se desarrollaba a modo de pequeñas historias menores, como si de un episodio de la serie se tratara.

De este modo, la historia se articulaba dependiendo del personaje elegido, entre los cuatro disponibles, Gohan, Trunks, Vegeta y finalmente Piccolo. En función del desarrollo de los combates, y de un limitado número de opciones que tendremos a nuestra elección una vez finalizados, seremos testigos de unas líneas argumentales que pueden diferir entre sí, lo que le otorgaba al título un gran aliciente para ser disfrutado de nuevo, probando las distintas combinaciones posibles.

El resto de modos son ya conocidos por la gran mayoría de aficionados. Disponemos de la siempre efectiva opción de torneo, donde medir nuestras fuerzas con otros tantos adversarios, y el necesario modo versus, donde tendremos la nada despreciable cifra de diez luchadores, si bien era posible obtener algunos ocultos mediante el correspondiente truco.

Para completar la oferta, Bandai mejoró el catálogo de magias, permitiendo incluso que estas chocaran dando paso a algunos de los momentos más interesantes que ofrecía este Dragon Ball Z 2, más movimientos, mejoras en los escenarios, que permitían llegado el caso luchar debajo del agua, una mejora en el apartado sonoro y, finalmente, una fidelidad respecto al manga en que se basa fuera de toda duda.

El resultado, uno de los mejores títulos basados en Dragon Ball que han pasado por consola alguna, y uno de los más divertidos, por ende.

RESUMIENDO

Graficamente el programa ha sido tratado con mimo, reflejando con acierto tanto a los personajes propios del manga, así como sus movimientos más característicos, sin descuidar a los escenarios donde transcurren las frenéticas batallas. Todo en ejemplo a seguir.

El apartado sonoro es más que correcto, y se desmarca con una gama de melodías que harán las delicias de los aficionados. Sin embargo, la mejor parte se la llevan las voces digitalizadas en perfecto japonés, a imagen y semejanza de la serie original. Puro espectáculo.

El apartado jugable, sin estar tan bien resuelto como el que hace referencia al acabado gráfico, sigue siendo magistral, adictivo, y asequible como pocos. Mención especial para el atractivo modo historia, que consigue sorprender con un planteamiento interesante que invita a ser jugado en repetidas ocasiones. Las opciones de versus y torneo completan un apartado a la altura de las expectativas que se desataron con la salida al mercado de este fabuloso título.

En definitiva, un juego que volvió a repetir el éxito del que ya gozó la primera entrega, gracias a su recomendable hilo argumental, al carisma de sus protagonistas, y a su gran apartado técnico, que superaba con creces a la primera parte.

Un título que supo unir de forma magistral el espectáculo más puro y apasionante con los combates más estratégicos, aunando en un solo cartucho a los legendarios luchadores por todos ya conocidos con una realización exquisita.

Si en alguna etapa de vuestra vida habéis disfrutado del manga original, este juego puede llegar a emocionaros. Un gran título para una gran consola.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.