DRAGON BALL Z: SHIN BUDOKAI

Gracias a los apasionantes combates Wi-Fi la saga no podría haber comenzado con mejor pie en PSP.

Tras una larga espera, al fin Son Goku y compañía debutaron en la portátil de Sony, y con un juego a su altura, cuya autoría se debe a Dimps, creadores de la trilogía Budokai y Tenkaichi para PlayStation 2.

Shin Budokai se inspira en uno de los largometrajes de Dragon Ball Z, concretamente en el número 13, editado en nuestro país en vídeo y DVD con el título de DBZ: ¡Fusión!.

En él, un supervillano llamado Janemba ponía en serios apuros a Goku y Vegeta, obligándoles a fusionarse en Gogeta.

Y como las cosas malas nunca vienen solas, también hacen acto de presencia Freezer, Cooler, Cell y otros villanos legendarios de la serie que han escapado del mismo infierno.

Podrás combatir contra ellos e incluso encarnarlos en el modo Historia, que a lo largo de cinco capítulos evolucionará de una manera u otra en base a las decisiones que adoptes en determinados momentos.

Además controlarás tanto a héroes como a villanos, lo cual aporta una mayor variedad al desarrollo.

Para lograr toda la espectacularidad gráfica que DBZ merece, el estudio ha tenido que prescindir de algunas cosas como los obstáculos en los escenarios, que en ocasiones presentan un aspecto un tanto parco, pero mejor eso que sufrir ralentizaciones.

Los personajes se mueven de una forma fantástica y las animaciones cuando emplean sus habilidades son muy potentes.

El atractivo y cuidado modo multijugador redondeaba el gran estreno de la saga en PSP.

SENDA DEL DRAGÓN

Tus elecciones determinarán el desarrollo posterior de algunos de los cinco capítulos del modo Historia.

COUNTER

No hay mejor forma de detener en seco el combo de un rival que con un counter – pulsando fuerte el botón de puñetazo -.

ESCENARIOS

Se recrean lugares emblemáticos como el palacio de Dios y otros sacados de la película, como el infierno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.