DRAGON VALOR

Dragon Valor Namco Pixel Art Xtreme Retro PSOne RPG

Hete aquí un memorable Action RPG que, por cortesía de Namco, añadió otra cuerda a la floreciente lira de PlayStation.

Se trata de una conversión del clásico arcade Dragon Buster que, ciñéndose a los esquemas del género, permite explorar misteriosas tierras con la eventual tarea de vencer a temibles dragones; que, dicho sea de paso, acaparan todo el protagonismo.

El título incluye, además, cuantiosos enigmas y puzzles que resolver por el camino, aunque vuestro cometido no se limitará a estos menesteres, pues deberéis lidiar con decenas de enemigos al más puro estilo de un beat’em up, y en cada batalla final no os quedará más remedio que batiros con un poderoso dragón.

Pero, si Dragon Valor destaca por algo, más allá de su colorido entorno gráfico o depurada jugabilidad, es debido a la posibilidad de contraer matrimonio con una hermosa damisela, previamente rescatada de las garras del dragón, tras concluir cada ronda.

De modo que el conflicto generacional perdura, y en la siguiente etapa encarnaréis al hijo resultante de la pareja anterior.

Y vuelta a empezar: explorar el territorio, vencer al dragón, cortejar a la doncella y, finalmente, tener descendencia.

En una primera aproximación podría parecer que la historia se repite, aunque nada más lejos de la realidad, porque de vuestra elección dependerán los genes del próximo héroe, a imagen y semejanza del legendario Phantasy Star III; de modo que las batallas nunca serán iguales, y en cada etapa se abrirán nuevos y diferentes caminos.

¿No os resulta tentador?.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.