DRAGON’S CURSE

Dragons Curse PC Engine Xtreme Retro 6

La adaptación de Wonder Boy III: The Dragon’s Trap para PC Engine se tradujo en uno de los juegos más anticipados a su tiempo, tal como ya sucedía con el original.

Un título sin excesivas campañas publicitaria cuya única credencial de calidad fueron sus maravillosos antecesores.

Pero, tal como cabía esperar, Dragon’s Curse se saldó con un rotundo éxito.

Desde luego, estuvo lejos de igualar las cifras de los vendeconsolas de rigor, pero su impacto en la comunidad de aficionados sí estuvo a la altura de las expectativas, amortiguando la repercusión de otras franquicias más potentes y populares.

Incluso en la actualidad, esta obra de Hudson Soft sigue acaparando las discursiones y admiración de los jugadores más entregados a la odisea del valeroso héroe, en su afán por recuperar la Cruz de Salamandra.

Dragons Curse PC Engine Xtreme Retro 3

Pero, ¿realmente es para tanto?.

¿Merecía Dragon’s Curse – y por ende, las versiones de Master System y Game Gear – las elevadas puntuaciones que cosechó?.

¿Sigue siendo digno de las declaraciones enloquecidamente elogiosas que inundan internet?.

En realidad, sí, para qué vamos a negarlo.

Aunque para entender hasta qué punto Dragon’s Curse es un título perfecto, hay que dejar bien claro qué hace que un videojuego se merezca semejante calificativo.

Dragons Curse PC Engine Xtreme Retro 5

Esencialmente, un videojuego consiste en una mezcla de narración y mecánica.

Si uno sólo de estos elementos resulta deficiente, obtendremos un programa desequilibrado.

Ojo, “narración” no equivale a “guión” o “argumento“.

Pues conviene recordar la existencia de aquellos juegos que, sin necesidad de contar una historia, atesoran un carisma suficiente con elementos narrativos muy elementales, tales como detalles gráficos, minucias sonoras y un largo etcétera.

Sirva de ejemplo Angry Birds, que obviamente no cuenta una historia, pero sí posee una ambientación, y se han preocupado por dotar a los pájaros con una fuerte personalidad; de modo que resulta más atractivo lanzar aves contra una estructura de madera en lugar de simples píxeles abstractos.

En cualquier caso, no es lo que sucede con Dragon’s Curse.

Dragons Curse PC Engine Xtreme Retro 1

El exiguo guión del juego es tan fino, pero tan lleno de capas y matices, que literalmente está a otro nivel con respecto a la gran mayoría de aventuras disponibles: empezando por la capacidad empática y humanidad que poseen las distintas bestias que irán desfilando en pantalla.

Con la de juegos que hay preocupados por dotar de traumas de telefilm y flashbacks siniestros a personajes que raramente dejan huella, y SEGAHudson en el caso que nos ocupa – consiguió que un joven guerrero, independientemente de la forma elegida, se convirtiese en el héroe del año.

Un año más.

Por supuesto, ese no es el secreto que hace de Dragon’s Curse un juego tan excepcional.

Su mecánica, ya perfecta en la demoledora sencillez del primer Wonder Boy, se perfiló y depuró hasta extremos abrumadores en esta tercera entrega.

Su renovado desarrollo, a medio camino entre Metroid y Legend of Zelda, se incluyó de forma escalonada y precisa, de modo que el jugador se descubrirá a sí mismo afrontando retos impensables gracias a la estupenda curva de aprendizaje.

Añadamos la agradecida opción de encarnar a un reducido grupo de fieras, cada cual con sus propios atributos, con un genuino toque de RPG que en ningún momento parece un simple añadido.

Dragons Curse PC Engine Xtreme Retro 2

¿Es todo entonces?.

¿Un guión soberbio y un desarrollo impecable?.

Siendo francos, la mayoría de juegos que padecemos en la actualidad mataría por uno solo de esos elementos.

Pero la cosa resulta mucho más compleja.

En realidad, el secreto de Dragon’s Curse radica en cómo la narrativa alimenta a la mecánica y viceversa, logrando que algo tan aparentemente repetitivo como acceder a nuevas zonas del mapeado, a base de superar pantallas, no pierda nunca interés.

Por descontado, cada transformación supone un ligero añadido en el argumento, pero también en la propia mecánica.

Dragons Curse PC Engine Xtreme Retro 4

Pese a todo, las características del juego no pueden ser modificadas, y contra todo pronóstico, muta debido a un cambio de tono y ritmo muy acusado.

Es decir, Dragon’s Curse se antoja un título tan preciso y tan estudiado hasta sus más mínimos detalles, que argumento y mecánica van cambiando de forma natural, sin brusquedades, siendo solo uno y haciendo que una experiencia tan repetitiva como puede ser matar a un enemigo y pasar a la siguiente habitación, para matar al siguiente enemigo y pasar a la habitación contigua, se convierta en una experiencia totalmente orgánica.

Orgánica, porque en realidad Dragon’s Curse es algo más que una sucesión de niveles fastuosos.

Habla de un descenso a los infiernos, de una poderosa maldición – merecida quizá – que le arrebata al sufrido protagonista su humanidad, y una relación antinatural con el mundo que le rodea.

Cuenta, sin embargo, una historia humana y animosa a la vez, tan sólo con un puñado de personajes.

Y eso no lo puede hacer tan bien, con tanta precisión, ni una película, ni un libro.

Por eso, Dragon’s Curse es un videojuego perfecto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.