DRIVER

tumblr_mkdnxphDtC1qdqi4go1_400

En su país de origen, Driver goza de la popularidad reservada habitualmente a los aristócratas de dudosa reputación, actores de serial y apuestos futbolistas.

La campaña publicitaria y las sensacionales ventas de la versión para PlayStation tuvieron como consecuencia que todo el mundo hablase del juego gestado en Reflections.

Felizmente, con el correspondiente lanzamiento en PC, todos los aficionados pudieron ponderar también sus retos y dificultades.

Y lo mejor del asunto es que su fama resultaba sobradamente merecida.

La clave de su éxito radicaba, tal como cabía esperar, en su propio concepto fundamental.

Los títulos del pasado, por norma general, te obligaban a conducir a través de circuítos específicos; por contra, Driver te permitía circular por las calles de una inconmensurable ciudad, a la manera de las grandes persecuciones cinematográficas.

Otro rasgo de ingenio para ambientar el juego que nos traemos entre manos consistía en situar su desarrollo en la América de los años setenta.

Así, en lugar de correr con BMW y Porsche, te ves en la tesitura de maniobrar con pesados artefactos norteamericanos e indóciles motores V8.

tumblr_lnnzf9SY0E1qlku8to1_500

Lo que se traduce en que difícilmente podrás doblar una esquina sin quebrar los tapacubos en un tifón de chispas y humo, y sin que el vehículo derrape violentamente.

Tendrás, por tanto, que luchar por permanecer en el carril.

Dicho esto, la precisión empleada en la simulación de estas bestias te depara un fastuoso espectáculo cada vez que ignoras los semáforos en rojo y te encuentras frontalmente, muy a tu pesar, con otros coches de similares características.

Por si fuera poco, unos gráficos soberbios – mucho más detallados en PC que en la 32 bits de Sony – refuerzan las reminiscencias cinematográficas.

Driver no es un mero arcade de carreras al uso, pues consta de diversas misiones.

Siguiendo un argumento ligeramente artificioso, debes encarnar a un policía secreto camuflado a modo de delincuente.

Actúas sucesivamente como fugitivo, traficante de armas y experto en demoliciones.

5724054043_52bf9f482a_o

Siempre – faltaría más – en nombre de la ley.

Pero los restantes agentes de uniforme carecen de dicha información, y pondrán todo su empeño en detenerte de forma reiterada.

Llegado el caso, puedes tratar de esquivarlos – por ejemplo, mezcládote con el tráfico en hora punta – o lanzarte a la brava y hacerles morder el polvo, en toda suerte de correrías que te llevarán a conocer hasta cuatro grandes urbes, tales como Miami, San Francisco, Los Angeles y finalmente Nueva York.

En todos los casos encontrarás una meticulosa reconstrucción de las mismas, con iconos tan representativos como el rótulo de Hollywood o la Estatua de la Libertad, cada uno con su propia atmósfera.

Si bien, uno de los posibles handicaps del programa reside en la facilidad con la que se accede a la última misión de Nueva York; aunque es justo reconocer que a buen seguro te habrás perdido previamente por todos los niveles, y con relativa frecuéncia por añadidura, encontrando diversos encargos en el contestador automático que, a su vez, será posible escoger.

Y aunque los concluyas en su totalidad, cuentas a tu entera disposición con una agradecida selección de juegos de bonus, que abarcan desde el asequible reto de tumbar todos  los conos de una pasada hasta la experiéncia límite de sobrevivir al acoso de cuatro malintencionados coches de policía, aportando consigo no pocas horas de diversión.

No obstante, aunque se impuso en la añeja PlayStation, en el terreno de PC Driver se enfrentó a un formidable competidor, bautizado para la ocasión con el sonoro nombre de Midtown Madness.

Tanto es así que esta aproximación de Microsoft al género de la matanza urbana aportaba consigo un apartado gráfico excepcional, calles infinitamente más pobladas y emociones extremas.

tumblr_m6uko00gey1qfyntho1_500

Sea como fuere, si quieres conocer la sensación de velocidad, la barbarie y el frenesí sobre cuatro ruedas – virtualmente hablando -, Driver te aguarda.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.