DUKE NUKEM FOREVER

Duke Nukem Forever Pixel Art Xtreme Retro XBOX 360 PS3 FPS

Parece que fue ayer cuando nos partíamos de risa con este peculiar héroe y su lucha contra los alienígenas.

Sin embargo, había pasado más de una década desde su última aparición.

Tanto tiempo que una generación de jugadores desconocía casi por completo la magnitud e importancia del personaje, que en realidad se aproxima más a un antihéroe.

Un tipo de gatillo fácil, lengua demasiado larga y músculos hipertrofiados – igual que su ego, para qué negarlo -.

Un tipo, en definitiva, singular, que siempre ha tenido un lugar honorífico en el mundo de los videojuegos.

La buena noticia de su retorno es que, como todo FPS que se precie en estos tiempos, cuenta con opciones competitivas y una sólida experiencia en solitario.

Este hecho no cambia la filosofía de la franquicia, que tradicionalmente ha concedido mayor importancia a la aventura para un sólo jugador.

En esta encarnaremos, como no podía ser de otro modo, a Duke, que comienza como héroe de guerra tras haber salvado en repetidas ocasiones a la Tierra de ataques alienígenas.

Mujeres, alcohol y todo tipo de excesos son los que presiden la vida del protagonista, que empieza en el papel de Duke disfrutando con un juego inspirado en sus propias aventuras.

Sin embargo, todo se tuerce cuando una nueva oleada alienígena pretende invadir el planeta.

Su primer paso consiste en secuestrar a las mujeres.

Y todos sabemos que si hay algo que Duke no tolera es que le arrebaten su cuota de éxito entre el público femenino.

Duke Nukem Forever Pixel Art Xtreme Retro PS3 XBOX 360 FPS

Así se va dibujando una odisea que pretende no dejar títere con cabeza, en la que abundan las parodias a Halo, Gears of War, Call of Duty, y un largo etcétera.

Pocos títulos se salvan del corrosivo humor del que hace gala el producto de Gearbox.

Todo ello ornamentado por un armamento devastador, como cañones láser, lanzamisiles, e incluso utensilios alienígenas.

Un arsenal, en definitiva, de destrucción masiva que nos acompañará durante un modo campaña bastante más largo de lo habitual, llegando a superar la decena de horas con holgura.

A lo largo de todo ese tiempo disfrutaremos con una variedad de situaciones digna de mención, viviendo desde los manidos tiroteos contra enemigos cerdi-formes, hasta la resolución de puzles, pasando por momentos de conducción, encogimientos varios y chanzas a tutiplén.

No resulta aventurado, por tanto, asegurar que ha merecido la pena el largo proceso invertido en su desarrollo, aunque tampoco está exento de algunos altibajos en la diversión.

Es el pequeño precio a pagar por el paso de los años.

Lo que gustaba hace una década no resulta equiparable a lo que ahora nos hace gozar como si no hubiera un mañana.

Lo mismo ocurre con sus apartados técnicos, brillantes en un momento concreto, y grises al siguiente.

Una lacra que, felizmente, no consigue empañar su estelar retorno.

En suma, una experiencia única, digna de ser recordada durante los próximos años.

Aunque en Xtreme Retro esperamos que su siguiente aventura no se haga tanto de rogar, porque hemos de confesar que nosotros también te queremos, Duke.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.