DUNE

La Especia, una substancia que atesora gran poder y se ha convertido en un objeto de deseo que rige el destino del universo, y el de sus habitantes.

Sin embargo, este enigmático elemento se encuentra disponible tan solo en un pequeño y remoto planeta, al que sus residentes, cuya raza responde al nombre de los Fremens, lo han bautizado con el nombre de Arrakis. Para todos los demás, este enigmático planeta, asolado por un sol abrasaror, es conocido como Dune.

Desde tiempos remotos, los Fremens han vivido bajo el yugo de la casa Harkonnen, que gozaba de una licencia que les permitía disponer de las fuentes de extracción de esta preciada materia.

Sin embargo, una vez demostrada su ineficiencia en cuanto al cometido que les había sido encomendado, el propio emperador Shaddam IV, decidió enviar a un emisario en funciones, el Duque Leto, a fin de mejorar los malos resultados obtenidos.

Desafortunadamente, existe una rivalidad latente entre la familia Harkonnen y el recién llegado Leto Atreides, que tuvo su origen hace numerosos años, y que ha encontrado en esta compleja situación el mejor caldo de cultivo para manifestarse en su más cruda realidad.

Hasta la fecha, el único motivo que había evitado un conflicto declarado abiertamente radicaba en el hecho de que la familia de los Atreides tenía bajo su dominio una serie de territorios estratégicos de vital importancia, pero esta insostenible paz no tardará en verse truncada.

Y llegados a este punto de la historia, es donde el destino decide tomar cartas en el asunto, poniendo al jugador en una tesitura que le encamina a controlar todos los temas que atañen a La Esencia del planeta entero.

Vuestro cometido como Paul Atreides, el descendiente legítimo del Duque Leto, pasará por actividades tales como atravesar los mares de arena que se extienden por toda la geografía de Arrakis, reuniros y conocer en persona a las distintas poblaciones residentes en el desértico planeta, en lugares tan hostiles como cuevas, donde estos desafortunados habitantes se refugian tratando de protegerse de las inclemencias propias del clima que azota con firmeza a Dune, y conseguir someterlos bajo el dominio y control de la familia Atreides.

Para ello, nos serviremos como base de operaciones del palacio de Carthag. De este modo, nuestra primera misión en este desolado planeta pasa por conseguir incrementar el número de yacimientos de Especia, tratando de contentar las exigencias propias del Emperador, una tarea complicada, cuya realización puede verse impedida por las obras de la familia Harkonnen, que tratarán por todos los medios disponibles de evitar nuestro éxito y deshonrarnos ante los ojos del Emperador.

Por fortuna, disponemos de la siempre eficaz ayuda de los partidarios del Duque Leto. Ente estos aliados, es preciso destacar las labores de Duncan, que nos aportará valiosos conocimientos sobre la producción de Especia. Jessica será la encargada de adiestrarnos en el uso de nuestros crecientes poderes mentales, que irán en aumento conforme estemos en contacto con La Especia. Y finalmente Halleck será el responsable de instruirnos en nuestro paso por el juego, compartiendo su experiencia con nosotros y aconsejándonos sobre cómo adiestrar a los Fremens en el arte de la guerra.

Ganarnos el favor de los Fremens requerirá gran parte de nuestro esfuerzo, y tendremos que dedicar todo nuestro empeño en erguirnos como el salvador que los libere de su penosa situación, y devuelva a Arrakis, o Dune, el prestigio que se merece, y que vea consolidada su posición como un planeta de importancia probada en el universo.

Y recordad, que en este remoto planeta sometido a unas condiciones tan duras, pocos son los elegidos que pueden alzarse con la victoria dada una situación tan adversa, y menos aun son los llamados a labrarse una posición de dominio y consolidarse como los salvadores de esta desdichada raza.

¿Os encontráis entre ese selecto grupo de personas? La respuesta, hay que buscarla en Dune.

RESUMIENDO

A los paisajes y voces digitalizadas, hay que sumarle unos entornos preciosos que contribuyen a dotar al juego de una gran ambientación, así como a localizar la acción en todo momento. Este hecho es meritorio y digno de mención, pues dado su planteamiento y desarrollo no parecía preciso esmerarse con un despliegue gráfico a la altura de las más grandes produccuiones. Existe, sin embargo, un pequeño detalle que le impide alcanzar el calificativo de obra maestra en cuanto al apartado gráfico se refiere, y es que hubiera sido preciso mejorar el acabado de los interiores, así como del mapa, que dificulta que veamos algunos detalles con la calidad que hubiera sido deseada. Nada problemático sin embargo. El merito de los grafistas es aun mayor si tenemos en cuenta el entorno propio del planeta, un paraje yermo y desértico, que pese a lo monótono que podría pensarse, se ha visto representado con todo lujo de detalles hermosos a la par de imaginativos.

El apartado sonoro es realmente agradable. Disfrutaréis de melodías que consiguen transmitir armonía y serenidad, con un suave ritmo que se adapta de la mejor forma posible a la acción. Pero debido al planteamiento propio del juego, la música pierde protagonismo en favor de los diálogos, que presentan unas voces nítidas y comprensibles en todo momento, en inglés claro está.

La jugabilidad que atesora este Dune es simplemente magistral, pues la aventura es compleja como pocas, y su manejo asequible para todo el mundo. Todo un prodigio de cómo convertir un planteamiento difícil en un desarrollo versátil, agradable, y altamente adictivo.

Y es que este título dispone de todos los elementos necesarios para toda obra maestra de la programación que se precie de serlo. Pues esta aventura interactiva os sumergirá en un desarrollo apasionante y variado, donde vuestra obsesión pasará por actividades tan dispares como dirigir las producciones de La Especia, ganaros el favor de los Fremens, y entrenar a vuestros ejercitos con los que expandir vuestro dominio sobre el terreno, y todo ello con una simpleza en su desarrollo a la altura de muy pocas aventuras, ya que con apenas unos pocos botones tendréis a vuestra disposición todo un elenco de opciones estratégicas ricas en contenido.

Sin embargo, siendo muy crítico, podría decirse que se hecha en falta un mayor nivel de detalle en algunos fondos, aunque este resulte un elemento sin demasiada importancia, dado que apenas os daréis cuenta de ello, y desde luego, esto no consigue ensombrecer la que a todas luces es una aventura apasionante, duradera y divertida como pocas.

Un “must have” que no debería faltar en cualquiera buena colección, pues os encontraréis en todo momento con una gran cantidad de alternativas donde elegir, además de un desarrollo largo y variado hasta decir basta. Las digitalizaciones de los paisajes y la calidad de los sonidos, muy especialmente si nos referimos a los diálogos digitalizados, consiguieron ponerle la guinda a un juego del todo imprescindible para los amantes de la estrategia.

Por último, llegados a este punto, quería dedicarle encarecidamente este comentario a una gran persona, y mejor compañero. Un seguidor incondicional de este género que se ha ganado a pulso un lugar en el corazón de sus afortunados oyentes. Va por ti, Ignacio.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.