EARTHBOUND

EarthBound es profusamente citado en el mundo de los videojuegos, pero pocos aficionados lo han probado y es una verdadera lástima, porque sigue siendo extraordinariamente brillante.

Se trata de un juego de rol estrafalario y cómico, ubicado en el mundo real en vez de uno lejano lleno de dragones y hadas.

Es vívido y colorido, y no deja de sorprender; está lleno de enemigos memorables y bellos fondos de tipo estadounidense, y se centra en una banda valiente de héroes de patio trasero que emprenden una de las búsquedas más inverosímiles.

Para aquellos que no estén familiarizados, conviene recordar que EarthBound es la segunda entrega de la serie Mother en Japón, comparable en importancia a la de Final Fantasy o Dragon Quest.

En Occidente, sin embargo, a estos títulos les ha costado bastante más hacerse notar.

El primer juego se tradujo pero nunca salió al mercado – según un rumor omnipresente en Internet, se titularía EarthBound Zero -, y el tercero y más reciente fue traducido al inglés por un admirador devoto.

Sólo EarthBound consiguió llegar intacto – al territorio americano, eso sí -, lo que resulta de agradecer porque, debido a la debilidad de la serie por las extravagancias – en el Mother original, el primer personaje enemigo que ataca al protagonista es una humilde lámpara de mesa -, no se puede decir que estuviera llamado a ser un superventas.

Aunque, realmente, es extraño, porque el mundo que presenta va sobrado de encanto e interés, los personajes son adorables y el sistema de batalla tan refinado que dispones de la opción de abandonarlo por completo y dejar que el juego se ocupe de todos los conflictos automáticamente.

A pesar de su moderado éxito en Occidente, EarthBound continúa existiendo en algún lugar del paisaje de los videojuegos, donde siempre es medianoche en los suburbios, los alienígenas acechan en la oscuridad y hay aventuras a la vuelta de cada esquina.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.