ECOS DEL PASADO

Crash Bandicoot N. Sane Trilogy ha sido el juego más vendido de junio en la cadena GAME.

¿Sorprendente?.

Pues también ha sido el exclusivo con mejor cifra de ventas en su primera semana en lo que va de 2.017.

Un dato demoledor, teniendo en cuenta que este año han salido “cositas” como Horizon: Zero Dawn, Persona 5, Nioh

¿Realmente preferimos jugar a títulos ya conocidos en lugar de darle la oportunidad a propuestas de nuevo cuño como las mencionadas anteriormente?.

Pues depende.

En el caso de N. Sane Trilogy, lo cierto es que en Vicarious Visions han hecho un gran trabajo con esta puesta al día de los tres primeros Crash Bandicoot, dándoles a los fans justo lo que pedían.

No vamos a entrar a valorar aquí si la jugabilidad está obsoleta o no.

La gente quería jugar a los Crash de siempre con gráficos punteros y eso es justo lo que nos han dado.

Otra novedad, que también apela a nuestra nostalgia, es Final Fantasy XII: The Zodiac Age, pero a diferencia de N. Sane Trilogy, aquí sí se incluyen novedades jugables que mejoran considerablemente la experiencia.

Son dos enfoques distintos pero igualmente válidos sobre la misma idea: tratar de volver a vendernos un éxito del pasado: remakes, remasterizaciones, recopilatorios… una tendencia que, desde luego, no es nueva ni tampoco tiene visos de extinguirse pronto

A corto plazo podemos encontrar ejemplos como Yakuza Kiwami, Megaman Legacy Collection 2 o el imponente Shadow of the Colossus.

Y si miramos aún más hacia delante, nos esperan otros remakes como el de Final Fantasy VII, Resident Evil 2

Algunos profesionales del sector opinan que éste no es el camino.

Que mirar hacia el pasado no es la mejor forma de hacer avanzar esta industria.

¿Tienen razón?.

La mejor manera de que esta industria avance es que la gente compre juegos.

Y eso es justo lo que ha conseguido Crash Bandicoot.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.