ECW HARDCORE REVOLUTION

ECW HARDCORE REVOLUTION Acclaim Sega Dreamcast Pixel Art Xtreme Retro

De revolucionario… nada.

A lo mejor recuerdas aquel programa de Tele 5 en que unos tipos bastante masoquistas se pegaban unos leñazos de cuidado mientras los presentadores comentaban la pantomima.

No, no estamos hablando de Humor Amarillo, sino de Pressing Catch.

Qué buenos ratos nos hicieron pasar aquellos míticos comediantes, como El Último Guerrero o Hulk Hogan, cuando ejecutaban sus espectáculos circenses resultando siempre ilesos.

Gracias a ECW Hardcore Revolution, vosotros también podéis recrear aquellas inolvidables sesiones matinales de insultos, golpes ficticios y demás parafernalia típicamente norteamericana.

1250717-project64_2010_01_19_15_33_57_75

Entrados en materia, conviene destacar que la intro es un videoclip formado por imágenes reales que muestran algunos momentos muy teatrales de diversos combates.

Pues bien, el mejor consejo que os podemos dar es que, una vez finalizada dicha secuencia de vídeo, reiniciéis el juego repitiendo toda la operación cuantas veces sean necesarias hasta saciar vuestra sed de wrestling.

Gracias a este sencillo procedimiento os ahorraréis contemplar un espectáculo más bochornoso que ver a José Andrés – nuestro redactor jefe – recién levantado y con una copa de más.

Si por el contrario decidís subir al ring de los horrores, os llevaréis el primer susto por culpa de unos luchadores pésimamente modelados, cuyas facciones inexpresivas recuerdan a la de ChuckCarapaloNorris en plena labor interpretativa.

1250714-project64_2010_01_19_15_30_53_46

Pero el terror a nivel visual no acaba aquí, ya que los decorados parecen aprovechados de una película de serie Z mientras que el público está digitalizado de forma tan infame que podremos observarlo en unas espléndidas dos dimensiones cartón-piedra, a poco que nuestro personaje se desplace a un lado del ring.

1250712-project64_2010_01_19_15_27_52_25

La tensión llega a su punto culminante cuando, tras unos guantazos bien dados – y si está activada la opción correspondiente -, los combatientes revelan su verdadera naturaleza alienígena y supuran un líquido rojigualda que se supone es sangre.

Seguramente, uno se reiría a carcajadas ante tanto despropósito de no ser por el pastizal que costaba el ¿juego?.

1250718-project64_2010_01_19_15_34_17_78

Tampoco hace mucha gracia que los luchadores se desplacen patinando sobre el ring, o que los personajes utilicen la llave Casper atravesándose mutuamente gracias a una demostración práctica de lo que es el clipping en estado puro.

1250713-project64_2010_01_19_15_29_15_20

Llegados a este punto, también es recomendable usar la llave Boomer, consistente en golpear al oponente a larga distancia, aunque sea físicamente imposible.

1250715-project64_2010_01_19_15_31_34_29

El título de Acclaim es malo, pero aún podría ser peor.

Tanto la cantidad de luchadores como de modos disponibles logran que la pésima calidad técnica quede algo disimulada.

1250708-project64_2010_01_19_15_26_32_68

No en vano, desde el principio contamos con más de treinta contendientes seleccionables, amén de los que podemos construir gracias a la opción Create Wrestler.

1250711-project64_2010_01_19_15_27_10_07

La modalidad Exhibition contiene hasta quince submodos; aunque el número resulta un tanto engañoso, pues algunos de ellos son casi idénticos entre sí.

1250719-project64_2010_01_19_15_35_42_89

Por su parte, Career Mode es el timo de la estampita, ya que la propuesta de dirigir la carrera de un personaje se ve traducida en tan sólo tener que ganar veinte combates en diversos escenarios de los Estados Unidos para hacerte con el título de la EWC.

1250716-project64_2010_01_19_15_33_17_39

La participación simultánea de hasta cuatro aficionados mejora algo la jugabilidad de ECW Hardcore Revolution, aunque sólo sea porque podemos repartir leches a tres bandas.

1250710-project64_2010_01_19_15_26_53_28

En todo caso, los modos multijugador no suponen un aliciente suficientemente grande como para que dejemos de realizar otras actividades más interesantes, como ver cualquier programa de Maria Teresa Campos o algún clip musical de Leticia Sabater, por citar un par de ejemplos posibles.

A MODO DE CURIOSIDAD

Las siglas ECW corresponden al Extreme Championship Wrestling, una de las muchas federaciones de lucha libre que abundan en Estados Unidos.

CON MÁS PATILLA QUE CURRO JIMÉNEZ

Como el distribuidor sabe que no nos gusta demasiado el caldo, decidió obsequiarnos con dos tazas.

Y es que en el catálogo de PlayStation, Nintendo 64 y Dreamcast encontramos también a WWF Attitude; un juego casi identico a ECW Hardcore Revolution desarrollado por la compañía americana.

Las diferencias más apreciables – y, por cierto, más destacables – entre ambos las encontramos, por un lado, en el título, y por otro, en el cambio de nombre con respecto a los luchadores – por aquello de las licencias – y de algunas modalidades de juego.

Tal derroche de originalidad se complementa con un rediseño de los menús, un seguimiento de cámara mejorado – que pasa de muy malo a simplemente malo – y la agradecida opción de sustituir las cuerdas del ring por alambre de espino.

EN SÍNTESIS

Si no te perdías ni un solo programa de Pressing Catch, crees que aquellos tíos se zurraban de verdad y piensas dedicarte a la lucha como profesional, eres – a parte de raro – el candidato idóneo para pasártelo bien con este juego.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.