¿EDUCATIVO Y DIVERTIDO A LA VEZ?

Por regla general, los videojuegos no son vistos precisamente como una herramienta de aprendizaje.

Los medios de comunicación generalistas sólo acostumbran a citar varios cuando llega el E3, o cuando a algún título le rodea una gran polémica, cuanto más escabrosa, mejor.

Sin embargo, los videojuegos educativos siempre han existido, más allá de que podamos aprender muchas cosas de aventuras que no están diseñadas para ello.

Me refiero a títulos como The Oregon Trail, los Brain Training o la mítica Carmen Sandiego, por poner unos ejemplos.

Dicho lo cual, la saga Assassin’s Creed siempre ha sido un escenario ideal para llevar a cabo una iniciativa educativa.

Es cierto que se han tomado sus licencias creativas, como visitar a Leonardo da Vinci para que nos construya nuevas armas, pero también lo es que siempre han tratado de recrear distintas ciudades reales, tanto a nivel histórico como, sobre todo, arquitectónico, de la forma más fidedigna y, de paso, han flirteado con la idea de hacernos aprender mediante bases de datos y otros archivos de consulta para profundizar en el mundo de juego de cada entrega.

Por eso, Ubisoft ha decidido incluir un nuevo modo de juego en Origins, llamado Discovery Tour, en el que podremos explorar libremente el escenario de juego sin combates y sin escenas de historia.

En escenarios como Alejandría, Menfis, pasando por el Delta del Nilo, el Gran Mar de Arena, la meseta de Guiza o el Oasis de Fayún, podremos comenzar decenas de tours guiados para conocer la historia del Antiguo Egipto de la mano de historiadores y egiptólogos, que nos explicarán todos los detalles de la construcción de las pirámides, el proceso de momificación o la vida de Cleopatra, entre otros muchos ejemplos.

Llevar este nuevo modo a las escuelas me parece que podría ser un auténtico bombazo.

Si mi profesor de historia del colegio o el instituto se hubiera presentado en clase con una consola para invitarnos a jugar, y así aprender la historia egipcia, me hubiera vuelto loco de alegría.

Aunque es improbable que esto llegue a ocurrir.

En cualquier caso, el valor que esta pieza de educación interactiva podría tener es incalculable, y puede que incluso abra la puerta a propuestas similares en un futuro próximo, si la fórmula tiene éxito.

Me parece un acierto tremendo, apoyo la iniciativa de Ubisoft y la aplaudo.

No me quiero imaginar lo que podría llegar a ser una clase entera de chavales participando de un tour guiado de estos en realidad virtual.

Por lo visto, este modo de juego es algo que llevan queriendo hacer desde hace mucho, y algo que profesores e instituciones le habían pedido a Ubi.

Este nuevo modo, por cierto, será un DLC gratuito que llegará a principios de 2.018.

Pero, ¿será divertido para los jugadores de toda la vida?.

Eso ya es otro cantar.

Personalmente estoy convencido de que me gustará, pero los usuarios quizás están demasiado acostumbrados a luchar, vivir secuencias espectaculares o crear su propia historia en lugar de escuchar la de verdad.

Como documental interactivo, desde luego, no tendría rival.

Pero, sin explosiones, asesinatos por la espalda y enfrentamientos contra hipopótamos quizás aburra a más de uno.

Espero que el propósito de Ubi no vaya tanto con que todo el mundo lo juegue, sino que sirva como herramienta de aprendizaje.

Vamos, que no deba tener forzosamente un beneficio económico y así podamos verlo en más títulos.

Pero, ¿qué juego podría seguir sus pasos?.

De forma tan clara, pocos, pero seguro que podrían enseñarnos algo del Oeste en RDR 2, mitología en God of War y, confío, un largo etcétera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.