EL CASTLEVANIA MÁS CASTIZO

Castlevania SOTN Pixel Art PSX Sega Saturn Xtreme Retro

Las cosas que tiene la vida.

Estaba pasando la tarde en La Maquinista, el famoso centro comercial, sentado muy serio, y en éstas me descubren un par de aficionados asiduos a las redes sociales.

Tras las presentaciones tuvo lugar un breve cuestionario sobre esto y lo otro, ya saben, el impulso creativo y todo aquello que acostumbra a preguntar la gente para poner de manifiesto que no se ha leído ni uno solo de tus artículos, ni falta que les hace.

Y para colmo, te miran raro cuando cuando dices oiga, yo escribo porque me entretiene, y porque le profeso cierta devoción al mundillo; para angustias creativas vayan a preguntarle a esos que viven de los suplementos literarios y del cuento de las obras maestras o los sonados fracasos que, en realidad, no escriben porque no quieren.

Yo me limito a darle a la tecla: sujeto, verbo y predicado.

Poco más.

Una vulgaridad como otra cualquiera, que en el mejor de los casos aspira a reivindicar la cultura del videojuego.

Total, que en ésas andas, largando, cuando de pronto pasa una camarera clavadita a Elsa Pataky, y a ti se te cae la Coca Cola por el pantalón mirando adivinen qué, y para más inri te hacen una foto, con todo el entusiasmo mundano, en la que apareces con cara de gilipollas, que ésa es otra.

Pero lo peor es que te has pasado el día mirando el reloj impaciente por regresar a casa, porque allí te está esperando la última propuesta jugable de Mercury Steam.

La conclusión de una trilogía que, a pesar de mi pasión por los juegos retro, no estoy dispuesto a perderme.

Algunos de ustedes comprenderán lo que quiero decir.

Quienes, como el arriba firmante, le ganaron el pulso a la Muerte, resolvieron el enigma de la Máscara de Dios, o derrocaron a los Señores Oscuros.

Compartirán lo que sentí cuando, al fin liberado de los compromisos sociales, crucé la puerta del solemne castillo, caminando despacio por un lugar tan familiar en mi memoria que ya lo había reconocido antes incluso de transitar entre sus frios muros.

Alli aguardaba la trágica historia de un amor maldito, el vínculo establecido entre un padre y un hijo que resistiría, corrompiéndose, al paso de la eternidad.

Ese largo camino yo también lo había realizado junto a ellos, pues su desgarradora historia también era la mía.

Gabriel, Trevor, Simon, yo mismo.

Por eso, al recorrer aquella majestuosa sala, me sentía recorriendo mi propio pasado.

Era parte de mi infancia, adaptada a los tiempos modernos, la que pasaba ante mis ojos, y de nuevo escuchaba el fragor de la batalla aproximándose.

Otra vez me sentía frente a la aventura apasionante del viaje, la observación, la deducción y la resolución de cada enigma y cada combate, a cuyo término ya no eres el mismo, pues tu vida se ha modificado en alguna de las múltiples direcciones que ofrecen el azar o el destino.

Y todo eso junto a un altivo guerrero caído en desgracia.

Lords of Shadow PS3 XBOX 360 Pixel Art Xtreme Retro

O aquel noble vampiro, dispuesto a todo con tal de oponerse a su linaje.

Así que si ustedes son de los que comparten tamaña afición por la legendaria saga vampírica de Konami, y el significado de la enigmática frase “What is a man?, a miserable little pile of secrets!”, y resulta que todavía conservan su flamante PS3 o XBOX 360, no tengan prisa por exponerse a la nueva generación de consolas.

Ellas seguirán ahí, esperándoles igual.

En vez de eso, ya saben, Lords of Shadow 2.

Y es que no todos los días puede uno encarnar al mismísimo Conde Drácula.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.