EL CUBO DE NINTENDO, PARTE 8

RESIDENT EVIL

Tras el lanzamiento del consagrado Resident Evil: Code Veronica, oriundo de Dreamcast, el no menos aclamado Shinji Mikami creador de la serie, para más señas -, decidió apostar por GameCube para desarrollar los siguientes episodios.

Y los resultados fueron, como mínimo, sobrecogedores.

Tanto es así que el remake del primer Resident Evil no dejó indiferente a nadie, sorprendiendo a propios y extraños, tal era su grandeza.

Empezando por su implacable guión, que se distanciaba significativamente del los clásicos largometrajes de terror de bajo presupuesto.

El testigo lo retomó el sobresaliente Resident Evil Zero, que cronológicamente resulta el primero de la longeva saga.

Algunos de sus grandes aciertos fueron los nuevos escenarios preciosistas, terror en su máxima expresión, y un curioso desarrollo que incentivaba a controlar a los dos protagonistas de forma simultánea.

A nivel técnico la serie toco las puertas del cielo con el aclamado Resident Evil 4, un encarnizado apocalipsis visceral – y ciertamente surreal – que prescindía de los habituales zombies y, por suerte o por desgracia, terminó siendo multiplataforma a causa de las incontables quejas surgidas entre los usuarios de PlayStation 2.

ETERNAL DARKNESS

Eternal Darkness es magnífico un survivival horror que estuvo disponible cuando GameCube todavía gozaba de una merecida fama, durante los primeros compases de su existencia, mientras el resto de aficionados aún contemplaban la posibilidad de que dicha consola pudiera contar con grandes juegos en exclusiva, todos ellos de altísima calidad, sin la necesidad de recurrir a los clásicos personajes de siempre.

Para la presente ocasión, el papel principal recae sobre una intrépida joven conocida simplemente como Alex; si bien este protagonismo será compartido por diferentes héroes – algunos de ellos con finales realmente trágicos – cuyos actos influirán, a lo largo de la historia, sobre los antepasados de la familia Roivas.

Respecto al juego propiamente dicho, no dejaba lugar a dudas sobre su declaración de intenciones, como bien quedaba patente desde su llamativo sobrenombre, Sanity’s Requiem.

De este modo el título añadía un concepto realmente novedoso, como puede ser el de la cordura, cuya pérdida derivaba en desastrosos efectos secundarios tales como desmembramientos de lo más variopinto, hormigas corriendo por la pantalla e incluso una simulación forzada del concurrido fin de juego.

Un título, en definitiva, memorable, que ningún aficionado al género debería pasar por alto.

KILLER 7

Este es uno de aquellos juegos que no dejan lugar para términos intermedios, pues o bien resulta arrebatador, o por el contrario provoca un rechazo casi exacerbado.

Pero aún en el segundo e hipotético caso, es justo reconocer algunas de sus virtudes, como su peculiar apartado gráfico y un estilo ciertamente singular, en parte posible gracias a un ejemplar uso del denominado cell shading.

Con todo, su originalidad no se limita al llamativo aspecto visual, pues basa gran parte de su atractivo en la posibilidad de controlar a las siete personalidades de un asesino esquizofrénico en serie.

Ahí es nada.

Sin embargo, los elementos en discordia no tardan mucho en hacer acto de presencia, en especial si nos referimos a su arriesgada mecánica sobre raíles y al paso de tercera a primera persona para apuntar con la precisión requerida, a unos enemigos que además sólo reclaman la atención del usuario con una sonora carcajada, y se tornan visibles tras apretar el gatillo derecho.

Vitoreado y aborrecido a partes iguales, para quien suscribe se trata de una atrevida propuesta por parte de Capcom, radicalmente inusitada aunque necesaria, y quizá lo excesivamente temeraria como para que EA España no se molestara siquiera en subtitularla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.