EL LEGADO DE STREET FIGHTER

No cabe duda que hablamos de la saga que ha marcado el género.

Desde el increíble éxito de SFII, todas las compañías calcaron en mayor o menor medida el sistema.

NEO GEO…

…No sería lo mismo sin todo lo que SNK tomó de Street Fighter II.

Switch está recibiendo algunos de esos grandes juegos, y SNES también tuvo sus versiones.

NINTENDO…

…Tuvo su exclusivo de lucha “estilo Street Fighter II“.

Fue obra de Rare que, tras el increíble Donkey Kong Country, logró esta joya gráfica llena de combos para SNES.

EL PRIMER GRAN RIVAL…

…Que le salió fue Mortal Kombat, que se distinguió por sus gráficos “fotografiados” y por la brutalidad.

En SNES nos cortaron la sangría en una versión más light.

NINTENDO 64…

… No tuvo Street Fighter.

Quizá en parte a eso debamos el nacimiento de los maravillosos Super Smash Bros.

Lo único en esa línea fue la nueva edición de Killer Instinct.

CROSSOVERS

Además de en sus propios juegos, los luchadores de Street Fighter han participado en muchos otros títulos.

Los héroes y villanos de Marvel son los que más veces se las han visto con ellos, pero también se han topado con los de SNK o incluso los de Tekken.

Aunque el encuentro más sorprendente se vivió en la consola del control por movimientos.

Empezaba 2.010 y, tras muchos retrasos y quedarnos sin Street Fighter IV en Wii, al fin llegó a España el gran Tatsunoko Vs. Capcom Ultimate All Stars.

INCURSIONES EN OTRAS SAGAS

Los personajes de Street Fighter forman parte de la historia de los videojuegos, y casi del imaginario colectivo.

Y no hablamos sólo de Ryu y Ken, sino del plantel original casi al completo.

Lo mismo pasa con las magias, y es que hasta los padres tendrán el sonido del Hadoken grabado en la memoria.

En varios juegos de la propia Capcom les hemos visto hacer algún cameo, pero es que Ryu ya se pasea incluso por una saga de Nintendo… ¡y además tiene su propio amiibo!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.