EL MEJOR COSPLAY QUE PODÁIS IMAGINAR

Si hay una imagen que refleja el peculiar mundo del cosplay a la perfección, tenía que ser esta.
Y es que todo está diseñado para representar de la forma más fideligna posible el singular universo, plagado de tinieblas y salpicado de cierto romanticismo, que habita en las habitaciones del caótico castillo donde reside la personificación del mismo mal, el temido Vlad Tepes, también conocido como el Conde Drácula.
En la ilustración podéis contemplar en todo su esplendor toda la magia que desbordaba el mítico Castlevania: Symphony of the Night, que se ha convertido por derecho en el mejor título de la longeva saga, que lleva más de veinte años a sus espaldas cosechando un éxito tras otro.
Pues aunque cuenta con títulos del calibre de Castlevania III: Dracula´s Curse y Super Castlevania IV, ninguno ha conseguido estar a la altura de la maestría que rezuma Symphony of the Night, una obra maestra sin igual en el género, a falta de ver el resultado final del nuevo Castlevania en desarrollo.
Como os decía, en la ilustración cobran vida dos figuras de oscuros ropajes que contrastan con la tenue luz que despeja las tinieblas a su paso.
Estos dos invitados de lujo no son otros que el mismísimo Alucard, hijo de Drácula y de madre humana, y Maria Renard, emparentada con la familia Belmont, de la que se dice que puede ser la antecesora de Eric Lecarde, personaje seleccionable en el Castlevania: Bloodlines de Mega Drive.
Si bien también es cierto que corren rumores que puede tratarse de un hijo bastardo entre Alucard y Sonya Belmont, que protagonizó el Castlevania Legends de Game Boy (la oveja negra de la familia) y fue la protagonista indiscutible del Castlevania que tenía que haber visto la luz en Dreamcast, aunque finalmente Konami decidió cancelarlo y desarrollar en PS2 el magnífico Castlevania: Lament of Innocence.
Dejando de lado los posibles lazos familiares entre los diferentes personajes que componen la saga, el título de Symphony of the Night le ha brindado a Konami muchas alegrías, pero también ha supuesto una pesada carga para la empresa nipona.
Me explico, es tal la perfección alcanzada con este juego, que ninguno de los títulos posteriores lanzados al mercado ha conseguido superarlo, estigma con el que ha tenido que cargar la empresa hasta la fecha, lo que en gran medida ha afectado a su política de lanzamientos, pues durante muchísimos años la saga ha quedado relegada a consolas portátiles, calcando el esquema de Symphony of the Night, básicamente en las consolas de Nintendo, y en menor medida en PSP.
Dejando de lado la historia y centrándome una vez más en la fotografía, poco más puedo decir, pues mis palabras no hacen justicia a la belleza atronadora que se desprende de la imagen, que ha sabido captar la esencia de la saga, plagada de romanticismo, de héroes trágicos, atormentados en algunas ocasiones, y en otras valientes guerreros a su pesar.
Y es que, si una ilustración podía plasmar el arte de Ayami Kojima, una de las principales ilustradoras de la saga Castlevania, que le debe gran parte de su éxito a esta célebre artista, tenía que ser esta.
Pasará mucho tiempo antes de que veáis un parecido tan evidente entre un personaje de videojuego y la realidad.
Y todo lo han logrado con una aparente facilidad que es digna de elogio y toda loa.
Decir que es espectacular es quedarse corto.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.