EL ORIGEN DE LOS VIDEOJUEGOS, PARTE 2

Retomamos el reportaje allá por donde lo dejamos, justo con la otrora novedosa invención del carismático William Higinbotham, quien para la ocasión se sirvió de un potente ordenador analógico y un osciloscopio que hacía las veces de pantalla.

Dados los numerosos conocimientos que había adquirido el experimentado programador durante sus quehaceres en los años cuarenta, en los que centró su actividad en la elaboración de sistemas de radar que posteriormente fueron empleados durante la Segunda Guerra Mundial, la creación de este memorable título no le supuso ningún desafío considerable.

Centrándonos en el programa propiamente dicho, Tennis for Two basa su principal atractivo en una innovadora experiencia de juego para dos usuarios de forma simultánea, mostrando una vista lateral de la supuesta pista en todo momento, que quedaba representada mediante una “T” invertida.

Para su manejo era necesario incurrir en el uso de un primitivo mando análogico que, pese a su precariedad, ya permitía incluso alterar el ángulo con el que se ejecutaba cada golpe.

De modo que el cometido del afanado jugador era bien simple, dado que se limitaba a devolver el punto que sumulaba una pelota antes de que este golpeara un total de dos veces el suelo evitando, como es lógico, chocar contra la red.

Pese a sus evidentes limitaciones, no es menos cierto que esta primera toma de contacto con los videojuegos ya presentaba múltiples opciones, pues Tennis for Two permitía no sólo elegir las dimensiones de la pista, sino también modificar la altura de la red, e incluso hacía gala de lo que podría entenderse como física en un programa de estas características, ya que la bola perdía velocidad y modificaba su trayectoria al entrar en contacto con la red.

El éxito del juego no se hizo esperar, y durante los pocos años en que estuvo operativo acaparó toda la atención de los afortunados visitantes al Laboratorio Nacional de Brookhaven.

No obstante, dado el elevado coste de la máquina, esta terminó por ser empleada para otros usos en un plazo no superior a los dos años.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.