EL PRÍNCIPE QUE FUE PROMETIDO

Hace algún tiempo terminó la séptima temporada de Juego de Tronos, una de las series de moda y, sin duda, la que mejor se presta a potenciales conversiones en forma de videojuego.

Precisamente, a coalición de ella, surgió un rumor de que Bethesda podría estar haciendo un RPG basado en su universo, tras ser listado en una tienda, pero se desmintió.

Obsidian Entertainment también ha salido a la palestra para decir que, hace varios años, rechazó hacer una adaptación porque su iconografía no casaba con la visión que entonces tenía del rol, sin un enemigo claro u orcos a los que apalear.

Desde que se produjera el boom de la serie, nos hemos tenido que conformar con dos juegos que ni de lejos explotan las posibilidades de la saga.

La aventura gráfica de Telltale tenía su aquel, pero la fórmula del estudio huele ya más que el Lecho de Pulgas.

Por su parte, el RPG que desarrolló Cyanide fue un estropicio digno de Gregor Clegane.

Se acerca el invierno y, por lo pronto, no se avista a ninguna compañía que tenga el valor de reclamar el Trono de Hierro con una aventura como mandan los dioses, los nuevos y los antiguos.

La industria es oscura y alberga errores, como no aprovechar una base de millones de fans que podría arrasar las tiendas como una horda dothraki

Sin embargo, creo en el Señor de la Luz y rezo por que, de cara a principios de 2.019, que es cuando se estrenará la octava y última temporada de la serie, alguien saque todas sus tropas para conquistar Poniente y derrotar a Los Otros.

Sería tan fácil – y sin embargo, difícil – como replicar la fórmula de sagas como The Witcher, The Elder Scrolls o Dragon Age, sólo que en los Siete Reinos y con una historia creada para la ocasión.

El estudio ideal para hacer tal cosa sería CD Projekt RED, que ya ha realizado la hazaña de adaptar un universo literario con The Witcher – no olvidemos que, al final, la serie de HBO se basa en las novelas de Canción de hielo y fuego -, pero, dado que está enfrascado con Cyberpunk 2077, eso es pedir peras al anciano.

Tampoco BioWare, que ya adaptó Star Wars al género RPG con Caballeros de la Antigua República, parece en disposición de hacer tal cosa, ya que se halla enfrascado en Anthem.

Nuestro Azor Ahai particular es que el rumor de Bethesda sea de verdad y que, al final, el supuesto The Elder Scrolls VI sea, en realidad, su particular Desembarco del Rey.

El Muro se vendría abajo.

Puestos a pensar cómo sería ese potencial RPG, para no hacerlo reduccionista y recrear todo Poniente, desde Más Allá del Muro hasta Dorne, habría que apostar, seguramente, por un personaje secundario o inédito con motivos para ir de aquí para allá sin caer en la Hermandad sin Estandartes.

Con un buen sistema de combate y un mundo rico en misiones, ese juego sería el príncipe que fue prometido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.