EL PROGRAMA DE BIT A BIT

Permitidme el atrevimiento de formularos la siguiente pregunta:
¿Qué representa para vosotros un videojuego?.
Dar una definición aproximada no resulta una tarea sencilla, aunque por fortuna el diccionario de la Real Academia Española nos facilita una, según la cuál deberíamos entender un videojuego como un dispositivo electrónico que permite, mediante los mandos apropiados, simular juegos frente a la pantalla de un televisor u ordenador.
Sin embargo, esta descripción peca de modesta en el mejor de los casos, y probablemente no se adaptará con soltura al concepto que vosotros mismos, amantes de esta industria, tengáis en mente.
Algo que no debería extrañar a nadie, pues los videojuegos han irrumpido en la sociedad de forma sigilosa, sin hacer mucho ruido, pero a un ritmo vertiginoso.
Tanto es así que en pocos años fueron considerados como un mero entretenimiento infantil, hasta verse convertidos en uno de los productos más rentables que superan incluso a la industria del cine, instalada desde hace décadas en nuestra cultura.
El motivo, por contra, es bien simple, pues están orientados a un público tan amplio como heterogéneo, y la palabra clave que los diferencia de tantos otros largometrajes consagrados es interacción.
De ahí a que cada usuario tenga un concepto distinto de lo que se supone debe ser un videojuego.
Con todo, es justo reconocer que su consolidación a nivel mundial se debe, en gran medida, al trabajo en muchas ocasiones de gente anónima, y en otras tantas de grandes profesionales que les brindaron su apoyo incondicional desde los comienzos.
Profesionales, como iba diciendo, del calibre de Guillem Caballé y compañía, que gracias al apasionante programa de Bit a Bit, que a su vez precedió al memorable Game 40, nos dieron a conocer parte del nacimiento, historia y posteriores transformaciones de este sector, tan presente en nuestra vida cotidiana.
Por eso no he podido resistir la tentativa de publicar este episodio, con el que pretendo rendirle un merecido tributo a la labor de estos genios.
Auténticos maestros en la opinión del arriba firmante.
Confío en que resulte de vuestro agrado, aunque a buen seguro los más veteranos del lugar lo recordarán con exaltado cariño y tierna nostalgia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.