EL ÚLTIMO NIVEL DE PAC-MAN

La idea inicial del juego ideado por Toru Iwatani consistía en que la partida se prolongara tanto como lo permitiera la habilidad del jugador, que podría seguir avanzando de forma indefinida hasta perder el total de vidas disponibles.

Y así el cometido del usuario se limita a conseguir rebasar su puntuación de forma reiterada hasta alcanzar la máxima posible, dado que el título carece de final alguno.

Sin embargo, debido a las restricciones propias de la época, las limitaciones de memoria impidieron a los desarrolladores crear más de 255 niveles, una cifra considerable dicho sea de paso.

No en vano, poca gente creyó posible que algún jugador aventajado dispusiera de semejante nivel de destreza y adicción como para acercarse siquiera a esta fase.

Pero una vez más, la pericia de algunos aficionados demostró ser su mayor aliada para superar un reto que a priori se antojaba imposible.

De este modo, cuando un experimentado jugador superaba la última pantalla, es decir, accedía a la que sería la número 256, se encontraba con el denominado Split Screen, un nivel laberíntico como tantos otros, con la salvedad de que el programa daba errores a la hora de mostrar los gráficos, apareciendo la imagen dividida.

Sobra decir que es del todo imposible concluir esta fase, de modo que aquellos que consiguen llegar hasta ella bien pueden considerar que han completado el juego, y superado un desafío de proporciones bíblicas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.