EL UNIVERSO DE TOLKIEN EN PLAYSTATION (PARTE 1)

El estreno de la trilogía de películas de El Señor de los Anillos trajo la obra de Tolkien a las consolas de Sony, entre otras.

Repasamos todos los títulos de una saga que, como el Anillo Único, perdura a través del tiempo.

La saga de El Señor de los Anillos había tenido diversas adaptaciones al videojuego, pero desde mediados de la década de los 90 cae en el olvido.

Hizo falta un gran acontecimiento para que la historia volviera a las consolas: la llegada en 2.001 de las adaptaciones cinematográficas, realizadas por Peter Jackson.

Tres auténticas superproducciones que causaron expectación en todo el mundo, y las editoras de videojuegos no dudaron en abalanzarse sobre los derechos de la obra.

Dos compañías se hicieron con la exclusiva: Sierra Entertainment y Electronic Arts.

Ambas libraron una carrera contrarreloj por publicar sus respectivos juegos en PlayStation 2, para que llegasen en los meses inmediatamente previos al estreno de la segunda entrega de las películas: Las Dos Torres.

Sierra se adelantó a Electronic Arts por apenas un mes, editando en septiembre de 2.002 El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo; un proyecto que empezó como RPG, pero que se convirtió en una aventura de acción para hacerlo más accesible.

La mejor baza de este juego – basado en el libro y no en las películas – es su extrema fidelidad a la obra original, con diálogos extraídos directamente de sus páginas, o detalles como los 200 escalones exactos en la entrada de las Minas de Moria.

Una lástima que el resto del juego no estuviese tan cuidado: La Comunidad del Anillo era tedioso, repetitivo y visualmente “basto”.

Pese a vender más de un millón de copias, Sierra canceló los planes de realizar dos secuelas.

Volvería a probar suerte en PS2 con El Hobbit – 2.003 -, un juego basado en el libro del mismo nombre.

Con un tono más desenfadado, The Hobbit trataba de adaptar la fórmula de la saga Zelda con unos resultados flojos.

Vendió menos incluso que La Hermandad del Anillo, y supuso el fin de la relación entre Sierra y Tolkien.

Pero volvamos a 2.002, en plena guerra entre Sierra y Electronic Arts.

EA poseía los derechos de adaptación de las películas, y decidieron sacarles el mejor partido.

Para Las Dos Torres – 2.002, PS2 – colaboraron con el equipo responsable de las películas, llegando incluso a contar con Viggo Mortensen para que reprodujera en los estudios los movimientos de Aragorn.

El esfuerzo valió la pena: se vendieron 4 millones de copias de Las Dos Torres en PS2.

Tampoco le fue mal a su secuela, El Retorno del Rey – 2.003, PS2 -, que superó los 3 millones de copias vendidas.

EA repetiría en PS2 con La Tercera Edad – 2.004 -, también basado en las películas, pero con nuevos héroes y jugabilidad a lo Final Fantasy X – 2.001 -.

El cambio no convenció y el juego no superó el medio millón de copias vendidas.

Esto no desanimó a Electronic Arts, que en 2.005 consigue los derechos de adaptación tanto de libros como de películas.

EA sacaría jugo a la licencia con una serie de títulos, incluyendo dos para las consolas de Sony.

El Señor de los Anillos: Tácticas – 2.005 – fue un juego bastante apañado para PSP, pero con unas ventas irrisorias.

El otro título sería El Señor de los Anillos: La Conquista – 2.009 -, un juego de acción para PS3 que seguía el esquema el esquema de Star Wars: Battlefront – los juegos en tercera persona de Pandemic, no los actuales shooter de DICE -.

Otro batacazo en ventas, que puso fin a la relación de Electronic Arts con la obra de Tolkien.

La licencia pasó a Warner Bros, que se puso de inmediato manos a la obra.

PS2, PS3 y hasta PSP recibieron en 2.010 Las Aventuras de Aragorn, un juego con un enfoque infantil que no le favoreció lo más mínimo, provocando que sus ventas fuesen pésimas.

Entonces, Warner Bros decide probar otras propuestas “tolkienescas”: el incomprendido y fracasado La Guerra del Norte – 2.011, PS3 -, un intrascendente MOBAGuardianes de la Tierra Media, 2.012, PS3 – y, finalmente, una idea ganadora: LEGO El Señor de los Anillos – 2.012, PS3 y PS Vita -.

Superando el millón de copias vendidas, Warner Bros repetiría en 2.014 con LEGO El HobbitPS3, PS4 y PS Vita -, que obtendría unas ventas igual de exitosas.

Pero el espaldarazo definitivo para Warner Bros y sus juegos sobre El Señor de los Anillos se produciría en 2.014.

Monolith Productions recibió el encargo de crear una nueva licencia, pero que tuviese los elementos clave del universo Tolkien, tanto de los libros como de las películas.

Así nació Sombras de Mordor – 2.014, PS3 y PS4 -, juego con la ambientación de las películas y el asesoramiento de sus responsables, pero con una historia y un protagonista originales.

Sombras de Mordor también adaptaba con acierto el estilo de juegos sandbox como Assassin’s Creed, así como un sistema de combate muy aplaudido, similar al de la saga Arkham.

Además, el juego trajo una novedad revolucionaria: el sistema Némesis, por el cual los enemigos que nos vencen se hacen más fuertes o buscan venganza contra nosotros.

Esta combinación magistral ha hecho de Sombras de Mordor el juego sobre Tolkien más vendido de la historia, rozando los 6 millones de copias.

Una fórmula que no ha sido alterada en Sombras de Guerra, sino corregida y aumentada para ofrecer una secuela más épica si cabe.

Así, Tolkien es ahora sinónimo de gran juego y de aventura inolvidable.

Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.