ETERNAL DARKNESS: SANITY’S REQUIEM

Deep into that darkness peering, long I stood there, wondering, fearing, doubting…”.

Con esta memorable cita del gran Edgar Allan Poe arrancaba Eternal Darkness: Sanity’s Requiem, obra maestra del terror psicológico que llegó a GameCube allá por Halloween de 2.002.

La extinta Silicon Knights, que resultó ser “Too Human” para este sector, marcó un hito en el género con un portento narrativo que bebe del horror cósmico de H.P. Lovecraft, plasmado en una historia de demonios antiguos, sectas de ultratumba, artefactos rúnicos y alineaciones planetarias que ahonda en los miedos más profundos del jugador: borrarle todas sus partidas de la Memory Card, bajarle el volumen del televisor o apagárselo, como si hubiera alguien más en la habitación manipulando el mando a distancia.

Son tres de los variados “troleos” a los que nos somete el medidor de cordura hasta gritar aquello de “thiscan’t be happening!”.

RÉQUIEM POR UN CUERDO

A esta original ruptura de la cuarta pared se suma la alternancia de protagonistas por capítulos, que intercalan a Alexandra Roivas con otros personajes de la Humanidad, como un centurión romano, una bailarina persa o un monje franciscano, gracias a una ambientación, una atmósfera y una dirección de sonido sublimes, a base de sollozos, susurros y sustazos visuales.

Que aún no tengamos un remake ni haya prosperado su secuela es, como su título indica, una eternizada locura.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.