EVA (BIG MAMA)

Eva era una agente que sirvió en diferentes ocasiones a los intereses de China, Estados Unidos, y finalmente de Rusia.

Durante la operación Snake Eater colaboró con Naked Snake (Big Boss), aunque trabajando como agente doble, pues su meta final consistía en traicionar al soldado americano para conseguir el Legado de los Filósofos en favor de China, misión que finalmente no pudo completar, si bien consiguió escapar con vida junto a Naked Snake, quizá el único hombre que consiguió resistirse a sus encantos, durante casi todo el juego, y del que se enamoró perdidamente.

Tras volver a encontrarse durante los hechos ocurridos en la península de San Jerónimo en el juego de MGS PORTABLE OPS, Naked Snake, quien ya ostentaba el título de Big Boss, le ofrece la oportunidad de unirse a los Patriots, una organización recién nacida formada por el equipo inicial que había participado en la misión de infiltración de Snake Eater, junto con Ocelot y, finalmente, Eva, que aceptó la propuesta de Big Boss sin pensarlo.

Dado el amor que le profesaba a la figura más emblemática del equipo, el carismático Big Boss, se ofreció como voluntaria para servir de madre de alquiler en el proyecto de “Les enfants terribles” llevado a cabo por Paramedic, bajo los designios del propio Zero, sin el conocimiento previo de Big Boss del experimento que se estaba llevando a cabo.

La idea era la de continuar contando con una figura clave que plasmara los intereses de la organización, que se veía representada magistralmente en la figura de Big Boss, que ya se había labrado una carrera sobresaliente y era considerado como un héroe ante la opinión pública. Temiendo que abandonara a los Patriots por las profundas discrepancias nacientes entre éste y Zero, la organización llevó a cabo el plan de clonarlo, consiguiendo un total de tres clones de su persona. Cuando Big Boss descubrió lo acontecido, se sintió tan profundamente desilusionado y traicionado con lo ocurrido que finalmente se alejó de la organización, que en sus inicios pretendía respetar los ideales de libertad reflejados en la conducta y el pensamiento de The Boss, pero finalmente acabó por tratar de imponer sus propios designios entre la sociedad.

Tras la marcha de Big Boss y la política de dominación cada vez más evidente de Zero, Eva decidió alejarse de los Patriots para lo que fue partícipe de las argucias de Ocelot, pese a que antaño habían sido enemigos declarados.

Poco antes de los hechos ocurridos en MGS4, con la ayuda de Raiden consiguió recuperar el cuerpo del propio Big Boss de las manos de los Patriots, y trató por todos los medios de volver a reconstruirlo (recordarán los lectores que había quedando seriamente dañado durante el juego MG2, lanzado en MSX, donde tras la derrota sufrida a manos de Solid Snake en el primer juego de la franquicia, se vio forzado a usar implantes mecánicos) usando los miembros de los cadáveres de los clones que habían perecido.

Eva murió en brazos de Solid Snake, aparentemente bajo el ataque directo de Ocelot, en una muy dramática escena en que el rostro del propio Snake queda desfigurado ante el fuego de las llamas tratando de salvar por todos los medios a su madre recién encontrada, si bien la causa final que le ocasionó la muerte, como después se supo, fue la nueva cepa del virus FOXDIE.

En la última etapa de su vida, Eva, o Big Mama, estaba más que segura de que Ocelot se había transformado en un ser vil y peligroso, tanto o más temible que los propios Patriots.

Sin embargo, era necesario que incluso Eva permaneciera engañada sobre los verdaderos planes que ocultaba el propio Liquid, si pretendía persuadir con éxito la conducta de Solid Snake, ante el posible riesgo de que Snake se enterase de sus verdaderos propósitos si Eva le confesaba algún dato relevante. Por lo que murieron como enemigos, si bien realmente perseguían el mismo objetivo, que no era otro que erradicar la existencia de la organización que habían ayudado a crear.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.