EXTREME-G

No es cuestión de quejarse, pero es justo reconocer que el catálogo de juegos para Nintendo 64 no ha sido, salvo obvias excepciones, nada convencional.

Durante mucho tiempo no existió, por ejemplo, nada comparable a la saga Wipeout de PlayStation y Saturn que tantos éxitos había cosechado.

Por suerte Acclaim, de la mano de Probe, lo puso todo de su parte para desarrollar un juego que arrasó en poco tiempo.

Es conocido como Extreme-G y, como su propio nombre indica, nos hace sentir la fuerza G hasta extremos incalculables.

Para ello se han creado ocho motos con diseños futuristas – y un par de ellas más secretas – con las que toca enfrentarse a los malos de turno.

Como es lógico, por aquel entonces se explotó al máximo el hardware de Nintendo 64 para crear mundos futuristas, con innumerables efectos gráficos.

Por su espectacularidad podemos destacar los niveles submarinos, en los que el efecto del agua resulta ser simplemente asombroso.

El diseño de los circuitos, por su complejidad y dinamismo, fue uno de los mayores problemas a los que tuvo que enfrentarse la filial británica.

Y es que los impresionantes loopings y desniveles de la carretera han necesitado de elaborados algoritmos que evitasen un descontrolado aumento en el consumo de memoria, más aún cuando hablamos de un juego que cuenta con la limitación de haber sido editado en formato cartucho.

Y ya que hablamos de los circuitos, por qué no decir que son nada menos que doce trayectos totalmente independientes – nada de añadir pequeñas porciones de carretera en plan Ridge Racer – los que la gente de Probe puso a disposición de los aficionados.

Este, sin duda, es uno de los grandes alicientes de Extreme-G, al que se le unen infinidad de armas y efectos gráficos, que hicieron de este juego uno de los títulos más aclamados en el año de su estreno.

Calidad, os lo aseguramos, no le falta.

GOLOSINAS GRÁFICAS

Saltos imposibles, algunos realmente espectaculares, están a la orden del día en Extreme-G.

Un juego que muestra un excelente aspecto futurista y en el que, pese a la complejidad de los circuitos, el engine 3D responde a la perfección.

Nada de ralentizaciones ni pérdida de suavidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.