EXTREME G2

Extreme G 2 Nintendo 64 Pixel Art Xtreme Retro

Extreme G2 dio un salto cualitativo impresionante con respecto a la primera entrega, especialmente si nos referimos al apartado gráfico.

Los nuevos circuitos, doce con tres variantes cada uno, resaltan un magnífico trabajo de diseño, imaginación y creatividad.

Con el render y las texturas por bandera, es fácil rendirse pronto a la sensación de realismo y solidez que lo impregnan todo a su paso.

Respecto a la concepción de la carrera, también sufrió modificaciones necesarias.

El ancho de la calzada se multiplicó para hacerse más jugable, y las primeras curvas y giros no exigen demasiado.

Insistimos, las primeras.

En un intento por renovar el envoltorio, Probe sacrificó parte de la velocidad en favor de un mejorado control, desacelerando aquel ritmo frenético del primer Extreme G para que ajustarse a la pista no estuviese sólo al alcance de unos pocos elegidos.

PROGRESIVAMENTE MÁS COMPLICADO

Extreme G2 N64 Xtreme Retro 2

Tal como cabía esperar, la secuela se sobrepuso al original, que era – y sigue siendo – un prodigio de la velocidad.

Pese a ello, ciertos detalles empañan al conjunto.

Como decíamos, el juego se muestra asequible en control y posibilidades durante los primeros circuitos, pero a partir del segundo nivel, bautizado para la ocasión como Masa Crítica, algo empieza a cambiar.

Los escenarios se vuelven más retorcidos, y circular a una velocidad elevada se hace prácticamente imposible.

Tanto que rebotar entre los quitamiedos, o salir mal parado de los túneles, se torna una práctica habitual.

En cualquier caso, no se trata de un problema de control, sino que nunca cabe la posibilidad de anticiparse al diseño del circuito.

Dicho de otro modo, puede que el engine sea más rápido que las reacciones de la moto.

Extreme G2 N64 Xtreme Retro 6

Felizmente, la nota vuelve a subir cuando nos referimos a los modos de juego, el ojito derecho de la compañía.

Para un usuario se abren hasta cuatro posibilidades: Prueba Extrema, Contrarreloj, Entrenamiento y Modo Arcade, donde la estrella indiscutible es el shoot’em up.

Pero lo mejor viene junto a otros cuatro mandos conectados, pues dentro del multijugador podréis lanzaros a la Arena de Batalla, con tanques en lugar de motos; participar con tres amigos más en numerosas carreras, o bien empezar una Copa con dieciséis participantes y sistema de competición por eliminatorias.

Por tanto, el resultado final queda compensado.

Extreme G2 es un título sobresaliente en la práctica totalidad de apartados, y de estética vanguardista por añadidura; pero si hubieran limitado el caos reinante en determinadas fases, lo de Probe habría sido una genialidad.

UN APASIONANTE MULTIJUGADOR

Extreme G2 N64 Xtreme Retro 3

ARENA DE BATALLA

Las motos se cambian por tanques y la velocidad deja paso al clásico “busca y captura” a dos, tres y cuatro bandas.

Se desarrolla en seis escenarios exclusivos.

CARA A CARA

Una simple carrera junto a otros buenos amigos.

Podréis correr en los circuitos previamente desbloqueados en la Prueba Extrema.

La velocidad es altísima y la visibilidad siempre sorprendente.

COPA

El mínimo son dos participantes, y el máximo dieciséis.

Jugaréis uno contra otro, o bien correréis a muerte.

Y el perdedor le cederá el testigo a otro aficionado.

Es adictivo, arriesgado, atractivo y muy emocionante.

EL MODO ARCADE

Extreme G2 N64 Xtreme Retro 4

Nos pone a los mandos de un shoot’em up en el que la velocidad palidece frente a las armas y la buena puntería.

Transcurre en los mismos circuitos, pero no hay rivales al uso, sino extraños personajes que corren alocadamente a la espera de vuestro láser.

Cuando erradiquéis a unos cuantos, aparecerá una nueva máquina que otorgará una gran cantidad de puntos en caso de ser derribada.

Divertido a la par de adictivo, no podréis pasar de largo sin probar este agradecido modo de juego.

PODEROSO ARMAMENTO

Extreme G2 N64 Xtreme Retro 7

Las armas no resultan vitales, pero ayudan bastante.

Lo cierto es que son más impactantes los efectos de luz tras el lanzamiento de los misiles, que el propio impacto sobre el desafortunado rival.

En el título que nos ocupa el arsenal aumentó con respecto a la primera parte, y algunos accesorios bien podrían considerarse un prodigio de la originalidad y destrucción, tales como el láser lateral o las bombas continuadas, que siguen estando ocultas en los grandes ítems que proliferan por la pista.

Como viene siendo habitual, son de usar y tirar, y precisan de no poca puntería.

Por eso, en ocasiones, es mejor dejarlas pasar.

LAS MOTOS Y SUS PILOTOS

Extreme G2 N64 Xtreme Retro 1

BOOMSTA

boomsta

En cuanto esta belleza empiece a rodar, sólo veréis su estela.

Y su piloto no comete fallos.

– Escudo: bajo.

– Velocidad: alta.

– Manejo: medio.

– Armas: medio.

– Aceleración: baja.

FREEKER

freeker

Buena aceleración y mejor velocidad punta, a la que añade un manejo realmente fantástico.

Esto se pone serio.

– Escudo: bajo.

– Velocidad: media.

– Manejo: alto.

– Armas: bajo.

– Aceleración: alta.

GRIMACE

grimace

Una moto para todos los públicos.

Ni mucho ni poco, sólo lo suficiente.

– Escudo: alto.

– Velocidad: media.

– Manejo: medio.

– Armas. medio.

– Aceleración: media.

G-SPARK

g-spark

En la línea de Grimace, aunque un poco más fácil de controlar si cabe.

Para todo, y para todos.

– Escudo: medio.

– Velocidad: media.

– Manejo: medio.

– Armas: alto.

– Aceleración: media.

HONDA PANTHEON

velofire

Una opción formidable para principiantes, por su excelente condición, y para expertos que no le teman a nada.

– Escudo: bajo.

– Velocidad: alta.

– Manejo: alto.

– Armas: bajo.

– Aceleración: alta.

MOOGA

mooga

Dura como el acero, pero muy lenta.

Necesitaréis toda la munición para ralentizar el avance de los demás.

– Escudo: alto.

– Velocidad: media.

– Manejo: medio.

– Armas: bajo.

– Aceleración: baja.

VEX

vex

Es la más fuerte y tiene un potente arsenal.

No la enfurezcáis u os echará de la pista sin mayores inconvenientes.

– Escudo: alto.

– Velocidad: baja.

– Manejo: bajo.

– Armas: alto.

– Aceleración: baja.

SURGE

surge

Ideal para principiantes.

Se defiende bien en la salida, donde hará morder el polvo a sus rivales.

– Escudo: medio.

– Velocidad: baja.

– Manejo: medio.

– Armas: bajo.

– Aceleración: alta.

WRAITH

wraith

Apartáos del camino de este arsenal, o morid.

Así de simple.

– Escudo: bajo.

– Velocidad: media.

– Manejo: medio.

– Armas: alto.

– Aceleración: baja.

ZEO-MAX

zeomax

La moto más manejable del circuito.

Si las restantes no os convencen, aquí tenéis la solución.

Empezad por esta máquina.

– Escudo: medio.

– Velocidad: media.

– Manejo: alto.

– Armas: bajo.

– Aceleración: baja.

COMPARATIVA CON F-ZERO X

F-Zero X Nintendo 64 Pixel Art Xtreme Retro

GRÁFICOS

Abrumadora superioridad del juego de Probe sobre el de Nintendo.

De hecho, el apartado gráfico es uno de los puntos clave en Extreme G2, mientras que el de Miyamoto va por otros derroteros; aunque el diseño general de F-Zero X es muy imaginativo.

VELOCIDAD

Casi empatan.

F-Zero X mantiene una media altísima y se nota más suelto.

Pero Extreme G2 tampoco se queda atrás en cuanto a sensación de vértigo se refiere, lo cual resulta muy meritorio dada la cantidad y calidad de sus fondos.

CONTROL

El de F-Zero X es simple, directo e intuitivo.

Bastan un par de botones para ganar.

Extreme G2 pretende ir en la misma línea, pero no se adapta a las necesidades del circuito.

Abundan los choques y pasaréis rebotando más de la cuenta.

COMPETITIVIDAD

En el juego de Nintendo circulan treinta máquinas que os desafían permanentemente a correr más.

Por si fuera poco, también abundan los modos de juego.

En el de Probe sólo hay sitio para ocho participantes, pero ofrece más opciones diferentes de cara al multijugador.

VEHÍCULOS

Están más trabajados los de Extreme G2, pues son grandes y cuentan a su favor con un mayor nivel de detalle.

Por su parte, los de F-Zero X son imaginativos y cuantiosos.

Sobra decir que en el primero hablamos de motos, y en el segundo de naves espaciales.

DURACIÓN

Puede que se acabe antes F-Zero X.

Puede… porque aunque hay varios retos diferentes, todos guardan relación con la velocidad.

Extreme G2 compensa otras carencias con modos alternativos tipo shooter o batalla para cuatro jugadores.

CONCLUSIÓN

F-Zero X es el adalid de la velocidad.

Por aquel entonces, Nintendo 64 no disponía de nada más rápido ni manejable.

Ofrece un reto siempre atractivo e incorpora un modo para cuatro jugadores.

Extreme G2, en cambio, ha sido bendecido con grandes dosis de velocidad y mejores escenarios.

Pierde en jugabilidad pero gana en opciones.

)

EN SÍNTESIS

Extreme G2 N64 Xtreme Retro 5

Extreme G2 impresiona con la puesta en escena de sus circuitos, plagados a su vez de rutas alternativas que, en la mayoría de los casos, dificultan la marcha.

No obstante, su diseño es sobresaliente y combina con gran acierto texturas, efectos de luz, colorido y memoria, pues cabe recordar que son 128 megas de placa.

Por su parte, la sensación de velocidad es extraordinaria, y mejora gracias al Turbo.

El problema es que los circuitos son, por norma, bastante enrevesados, y pasaréis mucho tiempo rebotando sin control.

Por tanto, no resulta aventurado asegurar que el intrincado diseño de algunos escenarios puede llegar a desesperar, aunque las motos son incluso más manejables que en el orginal.

Un handicap que queda sobradamente compensado gracias a la amplia oferta de opciones, realmente variopinta, que siempre incita a jugar.

Y a practicar, porque no todo está accesible desde el principio, y las sorpresas irrumpen, como de costumbre, al final.

A modo de curiosidad, conviene destacar que el cartucho nos llegó en español, un detalle que resulta de agradecer.

)

Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.