FAHRENHEIT

Quantic Dream es la empresa de desarrollo francesa de David Cage.

Su equipo busca crear juegos con carácter cinematográfico que eleven el nivel de la narración, y logren forjar experiencias verdaderamente adultas con personajes y motivaciones creíbles, y con la posibilidad de que los jugadores tomen decisiones que realmente les hagan pensar.

Sin embargo, Fahrenheit – titulado Indigo Prophecy en Estados Unidos – no cumplía esa premisa.

Fahrenheit está ambientado en una ciudad de Nueva York aterrorizada por una serie de asesinatos rituales llevados a cabo por ciudadanos aparentemente normales.

Pero el argumento naufraga poco a poco, hasta que finalmente se sumerge en las profundidades de la locura paranormal.

Dejando de lado la narrativa, el juego es verdaderamente fascinante y está orientado hacia la acción.

El jugador cambia entre distintos personajes para intentar descubrir la verdad que se oculta tras el misterio de los crímenes que asolan la ciudad.

Además, los controles dependen casi exclusivamente de los sticks: uno de ellos se encarga del movimiento mientras que el otro se ocupa de casi todas las demás acciones del juego, desde abrir puertas a recoger armas de asesinatos, luchar o incluso tocar la guitarra.

Desde la secuencia de introducción – un breve tutorial presentado por el propio Cage con un estilo absolutamente Hitchcock -, Fahrenheit es a veces desconcertante y a veces cautivador.

Quantic Dream no ha creado una obra maestra necesariamente, pero sin duda resultó ser uno de los caprichos más intrigantes de la industria del videojuego.

A poco que te guste el género, deberías tratar de localizarlo.

Probablemente, un buen lugar donde empezar a buscar sea la colección para descarga Xbox Originals de Xbox 360.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.