FATAL FURY: WILD AMBITION

Fatal Fury Wild Ambition SNK PSX Mai Pixel Art Xtreme Retro

Fatal Fury: Wild Ambition trae hasta PlayStation la magia con la que SNK ha envuelto siempre a sus preciadas creaciones.

Fatal Fury Wild Ambition SNK PSX Xtreme Retro 1

Con la salvedad de que, en esta ocasión, el origen de Fatal Fury dista de ser Neo Geo, sino su mediocre sucesora: Hyper Neo Geo 64.

Fatal Fury Wild Ambition SNK PSX Xtreme Retro 2

Por tanto, la mayor diferencia con respecto a los clásicos radica en su motor gráfico, que ha sido convertido a las 3D, al igual que hizo Arika con Street Fighter EX.

Fatal Fury Wild Ambition SNK PSX Xtreme Retro 3

Aunque el engine 3D de Fatal Fury: Wild Ambition no es ninguna maravilla – algo lógico, teniendo en cuenta que el título tardó casi tres largos años en llegar desde Japón -, su jugabilidad es lo que lo hace verdaderamente atractivo.

Fatal Fury Wild Ambition SNK PSX Xtreme Retro 4

Y es que, mal nos pese, lo único que se salva del apartado visual es la suavidad con la que se mueve todo – con un frame rate cercano a los 50 fps -, porque ni el detalle gráfico ni la animación de los personajes – sin ningún tipo de motion capture – despertará el más mínimo interés entre los aficionados al género.

Fatal Fury Wild Ambition SNK PSX Xtreme Retro 6

Fatal Fury: Wild Ambition mezcla los combos, Chain, junto al sistema de Real Bout y la posibilidad de desplazarnos lateralmente para esquivar diversos ataques; todo ello aderezado con los vistosos juegos de cámara que permite el motor gráfico poligonal, dando como resultado un programa que los incondicionales de la compañía sabrán apreciar, pero que los jugadores más exigentes dejarán de lado, debido, sobre todo, a su precario apartado gráfico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.