FLOIGAN BROTHERS

SEGA anunció la salida de este original título como uno de los buques insignia que acompañarían al nacimiento de Dreamcast pero, por diversas razones, su lanzamiento se produjo coincidiendo con el ocaso de aquella consola.

Y es que el equipo de Visual Concepts se tomó todo el tiempo del mundo para confeccionar uno de los juegos más deseados por el gran público.

Fueron casi dos largos años los que necesitaron para completar el desarrollo de esta atípica aventura, que está protagonizada por dos hermanos totalmente antagónicos.

Hoigle – el pequeñin – y Moigle – el regordete – deberán cooperar para ir superando los distintos niveles repletos de puzzles, combinando las habilidades que poseen uno y otro.

De todas formas, tan sólo tenemos el control directo de Hoigle, que a su vez podrá manejar al sensible Moigle.

¿Cómo?, pues muy sencillo: Hoigle puede variar el comportamiento de su querido hermano mediante una serie de acciones, hablando con él, insultándole o directamente pegándole un par de bofetadas nada sutiles.

Al ejecutar estos comandos, Moigle actuará en consecuencia, y dependiendo de su estado de ánimo será capaz de emplear alguna de sus aptitudes, que nos vendrán como anillo al dedo para solventar una situación determinada.

Como podéis advertir, la mecánica hace gala de cierta originalidad, pero es que además esta frescura de ideas vino acompañada de un tratamiento gráfico muy llamativo, que también se distanciaba de lo normal.

Todo presenta un look muy de dibujo animado, con personajes graciosos y unos decorados tan amplios como llenos de colorido.

Al menos parece que los programadores emplearon bien su tiempo.

Lamentablemente, no es oro todo lo que reluce y presenta algunas carencias de clipping, un tosco sistema de cámaras y una duración irrisoria, pudiendo concluir el juego en apenas unas pocas horas.

De poco servía que SEGA lo actualizase a través de Internet, porque sólo eran pequeñas curiosidades que no alargaban su vida útil.

Sin olvidar, claro está, la dificultad añadida del idioma.

¡QUÉ SIMPÁTICOS!

Si por algo sobresale este título – aparte de por su edulcorado apartado gráfico – es por el diseño desenfadado con el que han sido realizados todos los personajes, y por sus correspondientes animaciones, tronchantes todas ellas.

La interfaz de control, además, resulta muy sencilla y accesible para cualquier usuario, conformando así un juego para todos los públicos.

EN SÍNTESIS

Nos cuesta entender cómo los programadores dejaron que un título con un planteamiento tan original quedase lastrado por culpa de una duración tan ridícula y la falta de traducción.

Con suerte os va a durar una sola tarde, y aún siendo generosos.

Y es una pena, porque la curiosa premisa sobre la que versa el juego, que apela a nuestra materia gris y mejor sentido del humor, resulta digna de loa y alabanza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.