FORMULA ONE WORLD CHAMPIONSHIP: BEYOND THE LIMIT

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-pixel-art-xtreme-retro

La corta vida del Mega CD no había permitido que el apasionante mundo de la Fórmula 1 encontrara un hueco dentro de las producciones creadas para el sistema de SEGA.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-2

Pese a todo, los simuladores automovilísticos ya contaban con un maravilloso antecedente como Jaguar XJ220, que ya puso de manifiesto las tremendas posibilidades de este clásico género en el periférico de Mega Drive.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-5

Los programadores de Beyond the Limit – también conocido como Heavenly Symphony: Formula One World Championship 1.993 en su país de origen – consiguieron los derechos de la FOCA para utilizar los nombres originales de pilotos, escuderias y circuitos oficiales que constituyen el verdadero espectáculo del Campeonato del Mundo de esta trepidante y veloz disciplina deportiva.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-1

Todos los elementos han sido recogidos con gran fidelidad, permitiendo que los monoplazas puedan realizar increíbles acciones en los más sinuosos trazados.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-6

Desde luego, la veracidad de las curvas, de las chicanes o de la publicidad aportan grandes cotas de credibilidad a este sensacional compacto.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-3

Los efectos de sonido, un perfecto scaling y una extraordinaria música avalan este programa de SEGA.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-7

Por si fuera poco, Beyond the Limit permite recordar los resultados del Mundial de 1.993 y modificar las prestaciones y las características técnicas del vehículo.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-4

Este título dispone de una de las mejores presentaciones observadas hasta la fecha en este soporte.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-8

También, pueden apreciarse espectaculares imágenes de algunos Grandes Premios, donde se pueden distinguir perfectamente a las más destacadas e importantes figuras de la Fórmula 1.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-11

Un juego especialmente recomendado para los amantes de las emociones fuertes y para aquellos aficionados a la competición automovilística más famosa del planeta.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-9

Un título, en suma, de vértigo.

MARCANDO EL RUMBO A SEGUIR

Este lanzamiento constituye la primera aparición del mundo de la Fórmula 1 en Mega CD.

Afortunadamente, no fue la última.

formula-one-world-championship-beyond-the-limit-heavenly-symphony-sega-cd-mega-cd-1994-racing-driving-xtreme-retro-10

Un dudoso honor que recae sobre F1 Circus CD, que vio la luz sólo en Japón.

MAGNÍFICO ENVOLTORIO

Beyond the Limit/Heavenly Symphony posee una de las mejores presentaciones contempladas hasta la fecha en Mega CD.

Su calidad, como decíamos, es magnífica.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.