FRANTIX

Para ejercitar al máximo el cerebro y el tacto…

Si echamos un vistazo al catálogo inicial de PSP, Frantix es seguramente el juego más original de todos.

En estos tiempos en que casi todo el mundo apuesta por lo espectacular y sofisticado, este juego de puzzles nos sorprende con una estética minimalista y un concepto de juego absolutamente innovador.

Aunque los programadores hablen de una aventura, estamos ante un “estrujacerebros” en toda regla, al que además hay que añadir algunos elementos de habilidad, al estilo plataformas, y la tensión de la lucha contra el crono.

Puede que esta fórmula no sea del todo novedosa, pero la verdad es que funciona de maravilla y se adapta fantásticamente a PSP.

A las sencillas fases iniciales, que sirven para familiarizarse con algunos de los retos y elementos más habituales, le siguen combinaciones cada vez más complejas e ingeniosas que acaban por conquistar al jugador.

Y como pasa con los más grandes de este género, uno se pone a jugar una partida y cuando se da cuenta lleva una hora picado con él.

EN SÍNTESIS

Para ser un juego de puzzles está muy cuidado, pero no aprovecha demasiado las características de PSP.

La banda sonora es perfecta para el estilo de juego, aunque los efectos especiales son bastante discretos.

Por último, conviene recalcar que la dificultad está bien ajustada, y cuando quieras darte cuenta estarás enganchado y no podrás parar de jugar.

PROS Y CONTRAS

Es un juego ideal para aquellos que estén buscando exprimirse los sesos y las plataformas.

Aunque, dicho sea de paso, también es un juego tan peculiar que muchas personas no le darán una oportunidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.