FROGGER (PARTE 2)

El TRS-80 era una máquina muy primitiva, con gráficos monocromos de baja resolución, lo que dio abundantes problemas.

Empecé intentando embutir todo lo que salía en Frogger en la pantalla, pero no me convencía demasiado la baja resolución.

El juego perdía riqueza gráfica, así que decidí dividir la pantalla para que los sprites lucieran mejor.

No quería que hubiera una transición muy brusca entre la perspectiva de la carretera y la del río, así que hice un scroll para conservar el espíritu de la recreativa, y también tuve que añadir clipping porque el procesador era muy lento, para que no se entretuviera pintando y moviendo sprites fuera de la pantalla“.

Una vez acabó la versión de TRS-80, Pappas recibió el encargo de portar su código al Timex Sinclair 1000, de especificaciones similares, y que era la versión estadounidense del popular ZX81.

Gráficos y procesador eran muy similares, aunque trabajar con el equipo Timex era imposible debido a lo pobre del teclado y la pantalla.

Supuso un desafío averiguar cómo crear un entorno de desarrollo, y yo lo conseguí configurando mi TRS-80 para ello y construyendo una ROM y una placa que reseteaba el Sinclair para poder recibir mi código del Z80 desde el TRS-80, a través de los ports de audio de cassette de serie.

Esto permitió reducir drásticamente el tiempo de desarrollo, y Cornsoft pudo publicar con rapidez Frogger para el Timex Sinclair“.

Esto también explica por qué el ZX81 recibió una versión oficial de Frogger en una época en la que los títulos licenciados no eran tan habituales como años más tarde.

Frogger fue un catalizador de la carrera de Pappas, que pasó a trabajar para Adobe, Microsoft y Apple.

Se me abrieron un montón de puertas, me hice bastante famoso y gané mucho dinero siendo adolescente“.

El éxito de Frogger llevó a más de una docena de continuaciones y remakes oficiales con el paso de los años, además de incontables clones.

Parker Brothers, evidentemente abrumada por el éxito de la primera entrega, lanzó una secuela en 1.984 para sistemas domésticos titulada Frogger II: ThreeeDeep!.

Como sugiere el subtítulo, el juego tiene tres pantallas individuales de acción batracia en vez de sólo una.

Una especie de secuela para recreativa llegó en 1.991, en el décimo aniversario del juego original, por cortesía de SEGA.

Titulado Ribbit!, el título introdujo multijugador cooperativo, niveles variados y fases de bonus, pero no sería hasta finales de los noventa que Frogger volvió a ponerse de actualidad, cuando Hasbro Interactive licenció la propiedad para PlayStation y PC en 1.997.

El juego, sencillamente titulado Frogger, siguió la moda de coger juegos clásicos y darles un lavado de cara poligonal; y al año siguiente llegaron actualizaciones más tradicionales para Game.com, Game Boy Color, Super Nintendo y Mega Drive.

Desde entonces y hasta 2.012 prácticamente no hubo año sin un lanzamiento relacionado con Frogger: Frogger: The Token Update, Frogger: The Improbable Adventure, Frogger: The Rudimentary RPG y, cómo no, Frogger: With Puzzles.

Algunos de ellos valen la pena, pero a veces no está muy claro si están dirigidos a adultos nostálgicos o niños muy pequeños.

Ninguno de ellos, en cualquier caso, ha hecho competencia con el icónico original, ya firmemente asentado en la cultura popular junto a títulos míticos como Space Invaders o Pac-Man.

Antes de que Frogger hiciera cameos en ¡Rompe Ralph! y… estooo… Píxels, el juego tuvo su aparición más popular en un episodio de Seinfeld de 1.998, en el que George Costanza se topa con la misma máquina recreativa de Frogger a la que él solía jugar.

Es más, su récord, ya con más de diez años de antigüedad, seguía sin haber sido superado.

Este argumento en realidad subraya otro de los aspectos más famosos del fenómeno Frogger: sus récords están muy disputados.

En el episodio que se emitió, la puntuación de George era de 860.630 puntos, lo que lo habría colocado en lo más alto de los rankings de Twin Galaxies, sobrepasando sin problemas el de Mark Robichek de 442.330 que llevaba ahí desde 1.982.

La puntuación era ficticia, pero superable, tal y como afirmaron en junio de 2.009 dos de los más conocidos jugadores profesionales, Pat Laffaye y Don Hayes, que intentaron batir el récord en un evento especial.

Hayes dice: “Se organizó un acto en el Challenge Arcade de Pennsylvania para Path y yo, en el que intentamos romper el récord ficticio.

Ninguno de los dos lo consiguió ahí, pero yo lo superé en el MAME y Pat lo logró en una recreativa un tiempo después“.

En muchos sentidos, Frogger es una de las recreativas en la que hay que conseguir puntuaciones altas más perfectas.

No hay kill screen, como en Pac-Man o Donkey Kong, así que no es un caso de conseguir la mayor cantidad de puntos antes de que llegue un inevitable final – el marcador de niveles en pantalla deja de subir al llegar a 15 pero el juego continúa -.

Por otra parte, es imposible continuar de forma infinita porque el juego exige demasiada habilidad para sobrevivir indefinidamente, sobre todo porque los obstáculos aumentan sin parar de velocidad.

Básicamente se trata de una cuestión de concentración máxima.

En partidas de alto nivel en Frogger, el mayor desafío es dominar los cambios de velocidad que ocurren durante el juego“, revela Hayes, que ha estado consiguiendo récords desde abril de 1.983.

Aunque no hay una kill screen, sí que hay una serie de eventos que pueden ocurrir durante uno de estos incrementos de velocidad y que hacen casi imposible superarlos.

Estos cambios pueden suceder mientras estás en la carretera, lo que hace que los coches sean letales.

Ahí es donde entra la habilidad y la concentración“.

El récord actual está en 970.440 puntos, conseguido por Michael Smith en septiembre de 2.012, pero Hayes cree que acabará siendo superado.

Un millón es posible“, dice.

Los tres mejores jugadores del mundo han estado a media hora en partidas de más de cinco horas, yo aún no me he retirado y está en mi lista“.

Así que puede que sigamos oyendo hablar de Frogger, aunque su encanto no esté sólo en los números, sino en seguir cautivando a los jugadores durante años.

No está mal para un juego tan simple.

Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.