FRONTIER: ELITE II

¿Recuerdas aquello de que el espacio es “muy grande”?.

Bueno, pues sólo algunos juegos han conseguido representarlo con un poco de fiabilidad.

Uno de ellos es Frontier, la continuación del juego de espacio abierto Elite.

De nuevo, te ves metido de lleno en una aventura intergaláctica, sin argumento, ni búsqueda, ni una dirección definida por el juego.

Debes decidir qué hacer con tu nave espacial, aunque el dinero en general se consigue realizando negocios de algún tipo, sean legales o no.

Pero debes tener en cuenta algunas variables cuando te dispones a hacerlo, como la situación de Guerra Fría entre las dos potencias de la galaxia, y las condiciones políticas de los planetas por los que viajas.

Frontier dispone de una galaxia bien elaborada y unas leyes físicas verosímiles que representan un paso adelante respecto a las de Elite.

Empiezas en uno de los sistemas solares – similar al nuestro – y puedes empezar a abrirte paso.

El modelo físico del juego permite que puedas coger impulso alrededor de los pozos gravitatorios de las estrellas y los planetas grandes, igual que lo haría una nave verdadera si se desplazara por estos lugares.

Puedes despegar y aterrizar en la superficie de los planetas, planear por la atmósfera, hacia el espacio y más allá, e incluso usar un hiperimpulsor para los viajes interestelares.

Tanto en los planetas como en las estaciones espaciales se pueden hacer negocios y conseguir recambios para la nave.

Y están a tu disposición varias naves diferentes, adecuadas para objetivos distintos.

Los combates, por cierto, son bastante complejos: tu nave y la del enemigo orbitan la una alrededor de la otra hasta que uno de los dos consigue acertar con un láser y destruir al oponente.

Realmente, todo un reto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.