FUR FIGHTERS

Sincerate contigo mismo.

¿Le darías una pistola a un mono?.

¿Y un lanzallamas a un conejillo de indias?.

Si te atrae la idea de ver animalillos de aspecto amigable armados hasta los dientes, esta extravagancia de Bizarre puede convertirse en un motivo de sobrada alegría durante los próximos meses.

Fur Fighters, también conocido como Furballs, fue uno de los juegos que más curiosidad despertó en el año de su estreno, durante los albores del año 2.000.

Resulta evidente que un elenco de personajes que incluye dragones galeses, osos panda y perros con pinta de matón italo-americano no podía pasar desapercibido.

En este alocado cruce de plataformas y shoot’em up el reino animal se levanta en armas contra el malvado General Viggo, estratega de pacotilla y aficionado a la experimentación genética, que ha secuestrado a las familias de los otrora pacíficos Furballs.

Huelga decir que nos estamos refiriendo a un título de nueva generación para la recién estrenada Dreamcast; es decir, una olla en la que se cocía de todo, y que obligaba al afanado jugador a poner a prueba su destreza y puntería, además de saltar y resolver los consabidos puzzles.

Para tal fin  tenéis a vuestra entera disposición hasta seis personajes, a los que será obligatorio controlar.

Por descontado, cada uno tiene sus propias caracerísticas.

Sirvan a modo de ejemplo Tweek, un dragón capaz de bajar planeando desde lugares muy elevados, y Rico, el pingüino argentino, que se revela como un consumado nadador.

Visualmente Fur Fighters es un juego bastante llamativo, con una estética cartoon plenamente conseguida.

Los personajes se mueven siempre con precisión y suavidad, y los mundos que recorren son todo un recital de imaginería colorista y viva.

Añade a esta suculenta receta un sentido del humor marcadamente desquiciado y empezarás a hacerte una idea aproximada de lo que da de sí este programa.

Al margen del manido modo Historia, existe una impagable variante para dos jugadores que permite enfrentar a los animales entre sí, para descubrir cuál de ellos es el mejor pateador de culos peludos en este singular universo subterráneo y febril.

Un título, en definitiva, que combina la riqueza de opciones de juego propias del consagrado Super Mario 64, con la velocidad y violencia frenética de Quake.

Ve armando a tus peluches porque la cacería está a punto de comenzar.

COMO PERROS Y GATOS

Cuando este shooter fue presentado en sociedad la versión para Dreamcast ya disponía de un agradecido modo para dos jugadores, junto a una más que apetecible variante para cuatro en proceso de desarrollo.

Uno de tantos motivos de felicidad que les brindó la blanca de SEGA a sus usuarios, ávidos de grandes deathmatch que llevarse a la boca.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.