G-DARIUS

La saga Darius es reconocida por todos los amantes a los shooters como auténticos clásicos del género junto a otras obras maestras como las entregas de R-Type, Gradius o Salamander.

Tras su paso por las recreativas, otro capítulo de la mítica serie aterrizó, o amerizó, en PlayStation gobernado por un potente engine 3D e incluyendo detalles técnicos realmente vanguardistas.

Sin más preámbulos, os dejamos con G-Darius.

Taito inició en 1.986 con el primer Darius una de sus sagas más queridas y carismáticas de su amplísimo catálogo de creaciones.

En aquella ocasión el debut asombró a medio mundo debido a los tres monitores que formaban la pantalla de la recreativa – similar al Ninja Warriors -, la sorprendente calidad de sus gráficos, su adictiva carga de jugabilidad y algunas novedades que siempre han identificado a esa generación de shooters.

Destacaba la original distribución entrelazada de su treintena de fases, en la que podíamos elegir entre dos caminos posibles y sus enormes final bosses inspirados siempre en criaturas marinas, en formato bruto mecánico, que aparecían tras la genial e inolvidable frase de “Warning. A Huge Battleship Is Approaching Fast“.

Tres años después llegó Darius II, esta vez con dos monitores unidos, importantes mejoras gráficas y bellos final bosses para infinidad de sistemas – PC Engine, Mega Drive, Master System, Amiga, … -, por no citar las versiones exclusivas para sistemas domésticos como Darius Twin de Super Nintendo o más recientemente Darius Gaiden para Saturn y PlayStation.

En 1.997 G-Darius debutó en los salones recreativos, y poco después en PSone respetando al original con tecnología FX1 de Taito, pero con nuevos modos de juego, secuencias de introducción y un completo menú de opciones.

G-Darius es una mezcla entre RayStorm y Einhander que emplea un depurado engine 3D de enorme calidad y que permite plasmar texturas de gran resolución sobre los polígonos, y desplazar con comodidad los bonitos escenarios vectoriales.

Pese a este entorno 3D, el desarrollo de G-Darius es puro 2D con continuos cambios de perspectiva y giros de cámara, y sorprendentes efectos gráficos con efectos de luz, scaling y otras rutinas de bella factura.

G-Darius está formado por quince fases dispuestas sobre la clásica distribución entrelazada de todos los capítulos, pero en esta ocasión con la posibilidad de acceder a dos áreas diferentes dentro de cada fase, lo que hace un total de treinta escenarios de inconmensurable calidad plástica.

Con esto que os hemos dicho llegaréis a la conclusión de que el juego contiene treinta final bosses de gigantesco tamaño, aspecto escalofriante e infinitos patrones de ataque.

Además de estos gigantescos seres inspirados en la flora y fauna marina, hallaréis más de setenta enemigos secundarios, la mayoría de los cuales podréis añadir a vuestra nave lanzando una cápsula que los recoge y convierte en aliados involuntarios de vuestra flamante nave Silver Hawk, hasta que son abatidos por el incesante fuego enemigo o convertidos en una poderosa bomba de devastadores efectos.

G-Darius también es compatible con el mando DualShock, y el único “fallito” que le hemos encontrado ha sido la aparición de algunos arrebatos de slowdown, pero nada más.

Afortunadamente, THQ se atrevió con su distribución americana y europea, ya que nos encontramos ante uno de los mejores representantes del género, y uno de los shoot’em up más completos, competitivos y sorprendentes en los albores del año 2.000.

DIFERENTES RUTAS A ELEGIR

En cada una de las quince fases del juego podremos elegir entre dos caminos posibles, cada uno con escenarios y enemigos diferentes.

ALIADOS INVOLUNTARIOS

Con el botón X podremos lanzar una cápsula y atrapar a la mayoría de los enemigos del juego para convertirlos en nuestros propios aliados, muy a su pesar.

FINAL BOQUERONES

Uno de los aspectos distintivos y exclusivos de todos los Darius es la sorprendente e inigualable colección de criaturas marinas robotizadas que nos espera al final cada fase en forma de final boss.

Su apariencia es poco tranquilizadora, al igual que sus infinitos patrones de ataque y sus rebuscados nombres: Queen Fossil, Tripod Sardine, Lightning Coronatus, Eternal Triangle, Accordion Hazard, y un largo etcétera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.