GAME POKEKON

Epoch Game Pocket Computer Pokekon Xtreme Retro Pixel Art

Fundada en 1.958, la empresa nipona EPOCH se ha hecho un hueco en la historia por méritos propios.

EPOCH es otra de esas compañías que derivó al sector del juego electrónico portátil viniendo de producir juguetes y juegos de mesa.

Sus handheld y TableTop en Japón fueron de las más vendidas, y tiene el galardón de ser la compañía que desarrolló la primera consola doméstica programable hecha en Japón, la Cassette Vision, en 1.981.

Aparte del tropiezo en ventas de GAME POCKET COMPUTER y del éxito moderado obtenido por Super Cassette Vision en 1.984, fue también la desarrolladora de Barcode Battler, todo un clásico de las portátiles que leía códigos de barras.

Sus principales licencias, aún en la actualidad, son Doraemon, J-League Soccer y Silvanian Families, que utilizó en las décadas de los ochenta y noventa para desarrollar varios títulos para consolas, y en adelante para hacer juguetes y figuras.

Empresa longeva donde las haya y soportando las fluctuaciones de un mercado tan caprichoso como el de los videojuegos, sigue operando hoy en día vendiendo juguetes y figuras de las licencias comentadas, además de otras tan atractivas como Mario Bros de Nintendo.

EPOCH siempre ha mantenido una muy buena relación con la gran N, como así lo demuestran las licencias obtenidas para vender figuras o juguetes de procuctos de Nintendo, o la conectividad de la que disponía Barcode Battle II para interaccionar con Famicom y Super Famicom.

EPOCH GAME POCKET COMPUTER

Epoch Game Pocket Computer Pokekon Xtreme Retro

Allá por 1.984, la GAME Pokekon, como también se le conoce a esta consola – nada que ver con Pokémon -, apareció por las tiendas de Japón para empezar a dar forma a lo que vendría cinco años después con la primera portátil de Nintendo.

La portátil de EPOCH se parece mucho más a las consolas venideras que a sus antecesoras en varios aspectos.

Para empezar, se puede destacar que los cartuchos de juego sólo incluyen eso, el juego.

Nada de microprocesadores o CPU’s, ya que esto lo integra la consola directamente.

También encontramos para el mando una cruceta-círculo, con cuatro botones de acción y dos más que hacen las veces de Select y Start – como Famicom -.

Seguidamente, se observa cómo ya no se utilizan displays o plantillas para pantalla o mandos, siendo la responsable de esto la inclusión de una pantalla LCD en blanco y negro que permitía ciertos gráficos de calidad cercanos a una Atari 2600, por lo que no se necesitaban explicaciones de marcadores o vidas en una plantilla, integrándose esta información en lo que quisiera el juego mostrar.

Esta pantalla tiene una resolución de 75×64 y lleva la coletilla DOT Matrix, siendo la misma tecnología que utilizaría Game Boy unos años más tarde.

Para alimentar la Pokekon, cuatro pilas AA redondeaban las similitudes con portátiles posteriores aparecidas en el mercado, admitiendo un adaptador de corriente también.

Lamentablemente, no llegó a salir del mercado japonés, ya que ni en éste encontró ventas suficientes para lanzarse en otros territorios.

El fracaso de ventas se presupone a varios factores, en los que influiría ser más una consola llevable que portable, con un gran tamaño.

No ayudó tampoco mucho que el pack de inicio de la consola no llevara ningún juego, pero sí un cartucho falso para insertarlo en la ranura de juegos, pareciendo una broma.

Es cierto que en memoria la Pokekon integra un juego de puzzle muy básico y un Paint aún más simple todavía, pero sin duda la estrategia no es un alarde de genialidad y puede llevar un desarrollo de un producto al traste o al éxito, como se demostraría con la inclusión de Tetris en la portátil de Nintendo.

Epoch Game Pocket Computer Pokekon Xtreme Retro 11 Puzzle

Otro factor determinante para sus malos resultados fue el propio mercado nipón, inmerso en consolas domesticas como Famicom y todavía no acostumbrado a portátiles tan grandes de tamaño como la GPC.

Viendo las tripas de GPC, podemos darnos cuenta de que aún utilizando los mismos componentes de la época, se podría haber aprovechado un poco más el espacio para conseguir una consola más portable.

LOS JUEGOS

Con las tibias ventas, sólo se desarrollaron cinco títulos para la portátil de EPOCH, así que no podemos hacernos una idea del potencial que atesoraba esta consola, dada la poca muestra de juegos ofertados.

Son estos:

ASTRO BOMBER

Epoch Game Pocket Computer Pokekon Xtreme Retro Astro Bomber

El Scramble de Konami, pero sin Scramble y sin Konami.

Es el más divertido de todos, al menos para los no orientales, y tendrás que recorrer túneles disparando con tu nave en un scroll lateral y enfrentándote a jefes finales.

Resulta curioso escuchar la melodía de entrega de medallas de Yavin IV cuando eliminas uno de estos bosses.

BLOCK MAZE

Epoch Game Pocket Computer Pokekon Xtreme Retro Block Maze

Parece un clon de Pac-Man, mezclado con Turtles y Beball.

SOKOBAN

Epoch Game Pocket Computer Pokekon Xtreme Retro Sokoban

O Store Keeper, o Encargado de Almacén.

Rompecabezas inventado en Japón durante los ochenta, para intentar colocar cajas en un reducido almacén.

Fue el último título lanzado para Pokekon y también el más buscado.

REVERSI

Epoch Game Pocket Computer Pokekon Xtreme Retro Reversi

Una versión denunciable de Othello, tanto por su falta de licencia como de jugabilidad.

Al menos podías retroceder un movimiento y dejar que la máquina te diga cuál es la mejor opción para colocar tus fichas.

MAHJONGG

Epoch Game Pocket Computer Pokekon Xtreme Retro Mahjongg

Versión del juego clásico japonés.

Quizás los píxeles que aparecen dentro de las fichas son demasiado pequeños como para discernirlos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.