GARRY’S MOD

De entre todos los títulos que hemos comentado en estos últimos meses, quizá Garry’s Mod sea el que más desafía la definición de “juego”.

Cuando apareció, en 2.004, ciertamente no se parecía a ninguno.

Se trataba de una modificación algo alocada para Half-Life 2, que te permitía colocar objetos en un entorno vacío, unirlos con una cuerda y disparar elementos aéreos giratorios desde la pistola normal del juego.

Las doce entregas posteriores han visto cómo esta modificación pasaba a ser compatible con cualquier título con motor Source que disponga de un kit de desarrollo de software.

Pero con la forma en que llega a un nuevo usuario, sin ampliaciones mediante descargas posteriores, sigue siendo difícil considerarlo un juego.

Sin objetivos, condiciones para la victoria o experiencias predeterminadas para explorar, realmente es más un juguete o una herramienta.

Dicho lo cual, Garry’s Mod tiene diversas funciones, desde una zona de juego para la física, en la que puedes experimentar con sistemas de propulsión de soldadura aplicados a melones o crear tanques a partir de cubos de basura con ruedas, hasta un creador de dioramas con temática Valve que se completa con un kit de fotografía.

También se trata de una experiencia comunitaria, que, por ejemplo, permite a los jugadores reunirse en un único servidor y cooperar para crear complejos artefactos.

Garry’s Mod puede utilizarse de trampolín para otras modificaciones, como el multijugador en equipo Zombie Survival; o la amplia plataforma de juegos de rol DarkRP; o como Super Mario Boxes, un título en equipo basado en la física que mantiene el juego bloqueado en el eje X y se burla de los gráficos cuadriculados y alegres de NES.

En definitiva, Garry’s Mod es tan versátil como, a veces, rudimentario.

Se trata de un juego, pero únicamente si tú quieres que lo sea.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.