GODZILLA: MONSTER OF MONSTERS!

Godzilla Monster of Monsters NES Solid Snake Otacon Metal Gear Solid

El hijo predilecto de Japón también se dejó ver por los circuitos de NES.

Y a buen seguro que Toho, celosa guardiana del holding Godzilla, vigiló muy de cerca a Compile en su recreación de las destructivas andanzas de este gigantesco saurio verde, símbolo nacional para los nipones.

gfs_39579_1_1

A su lado tiene otros tantos mitos del Kaiju-Eige, término con el que se acuña al cine protagonizado por gigantescos monstruos de goma.

Mothra, Mogera, Gezora, Varan, Baragon, Smog, Gigan, Ghidorah o Mecha Godzilla son algunos de los engendros que desfilan por el juego, que tiene su principal aliciente en el sobrado carisma de sus protagonistas, junto a la posibilidad de interactuar con el escenario.

gfs_39579_2_3

En el otro lado de la balanza nos encontramos con un repertorio de movimientos bastante limitado y repetitivo; y aunque sus creadores se han esforzado por incluir pequeños detalles en cada nivel y una buena animación para los distintos personajes – al menos cuando permanecen estáticos -, se puede y debe aprovechar mejor el hardware de la consola.

Tampoco esperéis llaves de wrestling al estilo de los más recientes King of the Monsters.

gfs_39579_2_4

En Godzilla todo se limita a puñetazos, patadas, ataques con la cola, y algún que otro destello de láser o fuego.

Simplicidad en estado puro.

gfs_39579_2_2

No obstante, la posibilidad de encarnar a una de estas legendarias criaturas y destruirlo todo a su paso resulta, cuanto menos, atractiva.

Si sólo buscáis un beat’em up para los 8 bits de Nintendo, existen mejores opciones.

Godzilla-1

Pero si sois fans de Godzilla, no dudéis en brindarle una oportunidad, pues pocos juegos suyos llegan al viejo continente europeo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.