GOLDEN AXE WARRIOR

El título, que vio la luz en el año 1.991, supuso la despedida de la saga de Master System, la mítica consola de 8 bits de SEGA, en un intento de adaptar la franquicia al género del rol, muy diferente de los primeros beatem up a los que estábamos acostumbrados.

La estética y el desarrollo contiene no pocos elementos en común con aquél sobresaliente Legend of Zelda que ya sorprendió a los usuarios del mundo entero con una aventura sensacional.

El cambio de registro se saldó con un título soberbio, un must have para cualquier aficionado a este género, respetando los cánones establecidos por los principales juegos japoneses representantes de esta temática; esto es, perspectiva cenital, personajes super deformed, una amplia gama de escenarios, variados y de vivos colores, sin olvidar las correspondientes mazmorras por las que transitará nuestro héroe.

Golden Axe Warrior no basa su principal atractivo en lo original de su desarrollo, sino en la gran calidad que atesora cada uno de los apartados que dan forma a un cartucho que es un digno representante de la legendaria saga.

La historia sobre la que se sustenta el juego relata cómo en una era ancestral, en la que una poderosa raza de gigantes amenazaba con derrocar el orden establecido, un valiente guerrero surgió de la nada portando un arma dotada de un extraño poder, la Golden Axe, con la que pudo restaurar y devolver al pueblo la tan ansiada paz.

Pronto estos relatos se convirtieron en leyendas, las leyendas en historias, y las historias en mitos, que finalmente fueron olvidados.

Pero de aquella época perduraron nueve cristales mágicos, testigos de unos hechos que cambiaron el curso de la historia, y cuya custodia se confió a los legítimos herederos al trono del reino, con la firme intención de prevenir la aparición de otros gigantes que pudiesen poner fin a esta nueva era que tantas vidas había costado en tiempos pasados.

Sin embargo, un fatídico día Death Adder, el último de la estirpe de los poderosos gigantes caídos en desgracia, consiguió apoderarse de los emblemáticos cristales, y en consecuencia optó por resguardarlos en diferentes mazmorras repartidas a lo largo del reino, escogiendo previamente unas peligrosas bestias que acataran sus ordenes a fin de custodiar estos preciados artefactos que irradiaban un mágico poder.

En ese momento el mundo se vio sumido en el caos, al borde de las tinieblas, indefenso frente al terrible poder que amenazaba a sus habitantes y se revelaba en toda su plenitud como el azote de las justas gentes.

Es entonces cuando los acontecimientos reclaman la necesidad de un nuevo héroe que ha de surgir, destinado a recolectar los desaparecidos cristales, y tomar en posesión la legendaria Golden Axe, con la que erradicar de una vez por todas el mal que envenena a esta tierra.

De este modo, imitando la línea de otros juegos consagrados, en especial si nos referimos a la saga Dragon Quest, el título nos propone asumir el rol de un personaje del todo desconocido, tratando de conseguir que el jugador se identifque de esta forma con su alter ego durante la aventura.

A modo de curiosidad, en nuestro paso por el extenso mapeado podremos encontrarnos con otros rostros por todos de sobra conocidos, como lo son Ax, el valiente bárbaro, Gilius, un poderoso enano, y finalmente Tyrish, una guerrera amazona de voluntad inquebrantable, quienes ya protagonizaron el primer título de la saga, y que no dudarán en otorgarnos y bendecirnos con poderes acorde a los elementos que ya dominaban con soltura en aquel magistral juego, facilitando nuestro cometido y ampliando nuestras posibilidades de victoria.

El desarrollo, siguiendo las pautas de aquel largamente recordado Legend of Zelda, nos brinda la oportunidad de recorrer vastos escenarios e incluso algunos pueblos habitados, mientras nos enfrentamos a nuestros enemigos en tiempo real y visitamos las más peligrosas mazmorras donde se ocultan estos necesarios cristales con los que poder llevar la aventura a buen puerto.

Tanto a nivel visual como jugable el título que nos ocupa roza la excelencia, siempre teniendo presente la plataforma para la que fue concebido, y nada tenía que envidiar a la epopeya ideada por Miyamoto en aquel cartucho de NES, quizá su referente más próximo en cuanto a estética y desarrollo se refiere, lo que ya da una buena muestra de la calidad que atesora el juego.

Sumadle a esto una música a la altura de las circunstancias, y un progreso tan atractivo como interesante, siempre sorprendente, capaz de proporcionar las más altas dosis de sana diversión, largo y adictivo como pocos, y tendréis a vuestra disposición una nueva obra maestra de la programación, menos conocida quizá que otros títulos de renombre, pero no por ello menos importante que estos, y que bien supo ensalzar la saga hasta estar a la altura del merecido prestigio del que disfrutaron las primeras obras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.