GOLDEN AXE

Considerado uno de los mejores arcades de la historia, Golden Axe fue un beat’em up de gran personalidad y una jugabilidad arrolladora, depurada hasta el más ínfimo detalle.

Hace tiempo os hablamos a través de las distintas redes sociales, en un breve artículo, sobre la versión de Golden Axe para Xbox Live.

Sin embargo, su incorporación a PlayStation Network y la calidad e importancia del título merecían mucho más, por lo que hemos decidido darle un hueco en esta página mucho más generoso.

Ambas versiones pertenecen a la Vintage Collection de SEGA, y al igual que hicimos con otros recopilatorios fuertemente anclados al erizo azul, es importante destacar la gran labor de la compañía japonesa a la hora de realizar estos ports de sus juegos más clásicos.

Mantienen la estética y jugabilidad original de la manera más pura, pero a la vez añaden contenidos como el multijugador online y tablas de puntuaciones que enriquecen el producto sin profanarlo, algo que aún hoy muy pocas compañías consiguen.

Pero vayamos al juego.

El Golden Axe original, de 1.989, fue desarrollado para la arcade System 16 de SEGA.

Desde prácticamente su lanzamiento se convirtió en un éxito mundial, gracias a su depurada jugabilidad y al hecho de que la fantasía medieval estaba muy de moda a finales de los 80 – Conan el Bárbaro se estrenó en 1.982 y Willow en 1.988 -.

Sea como fuere, el juego nos traslada al reino de Yuria, donde el malvado Death Adder ha raptado al Rey junto a su bienamada hija, y aniquilado a centenares, acaso miles, de inocentes.

Además posee la Golden Axe, y amenaza con destruirla y matar a la familia real si no le aceptan como gobernante.

Ya puestos en faena, el juego permite controlar hasta tres personajes: el bárbaro Ax Battler, la amazona Tyris Flare y el enano Gilius Thunderhead, cada uno con sus peculiaridades y unas cualidades bien diferenciadas.

Y ahí reside, precisamente, gran parte de la magia, encanto y carisma que derrocha el juego.

Tyris posee grandes cualidades mágicas pero poca resistencia, mientras que Gilius es todo lo contrario.

Ax Battler, por su parte, tiene un término medio, y acostumbra a ser el personaje más apto para los principiantes.

Dicho lo cual, el título se juega en side-scrolling; es decir, en scroll horizontal pero con la posibilidad de moverte hacia arriba y abajo por el escenario, como en Double Dragon.

Tan sólo son necesarios tres botones para manejarlo: magia, ataque y salto, y como todo buen arcade atesora el punto de dificultad justo… como para intentar superar un nivel más con los cinco duros que tenías en el bolsillo sin llegar a desesperarte.

Son destacables, eso sí, ciertos elementos que lo hacen reconocible frente al resto, como duendes que al golpearlos dejan caer magia o comida para recuperar vida, los escenarios inspirados en animales gigantes o las monturas, con especial atención al dragón rojo, que sólo aparece una vez en todo el juego y facilita mucho el enfrentamiento contra Death Adder… si eres capaz de mantenerlo hasta el final.

Un título del que se han hecho docenas de versiones y remakes, pero que no sabe igual sin el hacha dorada de Gilius; señal inequívoca de que estamos frente al port de la versión original del juego.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.